Mostrar feed RSS

El blog de Anna Alba

Miradas en el metro

Calificar esta entrada
por - 07/06/2012 a las 14:45 (1243 Visitas)
Miércoles por la tarde. He quedado con unos amigos, vamos a un concierto y me preparo para salir. Vestido negro vaporoso hasta la mitad de los muslos ajustado a la cintura por un cinturón, mis tacones de la suerte y un poco de pintalabios, lista!


Salgo a la calle y me dirijo con prisa a la parada de metro más cercana, llego tarde y no me gusta hacer esperar a la gente. Cuando estoy bajando las escaleras descubro que mi metro ya ha llegado y si no me doy prisa tendré que esperar a que llegue el siguiente. Aprieto el paso y salto al interior del vagón. "Bien!", pienso. Todos los asientos están ocupados, así que me agarro a la primera barra que veo. Pongo mi mano y me fijo en otra que casi me roza. Mano fuerte, de piel morena, decorada con un anillo de casado. Levanto la mirada y veo unos ojos pícaros que me sonríen. Al principio me ruborizo y aparto la mirada - en el fondo siempre tendré algo de esa adolescente tímida que fui-, pero la curiosidad puede más y vuelvo a buscar su mirada. Sigue ahí! Descarada!


Mi compañero de viaje es un hombre alto, moreno, de unos 45, vestido con un impecable traje. Me gusta ¿Por qué no jugar mientras llego a mi parada?


Ya hemos pasado un par de estaciones y la gente empieza a dejar asientos libres, veo uno cerca de donde estamos, miro a mi acompañante trajeado con una media sonrisa y me dirijo al asiento. Saco mi libro, cruzo las piernas y mi vestido se retira para mostrar un poquito más mi piel blanca. Siento que me mira, que sus ojos están fijos en mi, y me excita.


A la siguiente parada, se queda libre un asiento en frente de mi. Quiero que se siente él, aunque dudo de que sea tan osado. Pero lo es. Se acerca y se sienta, ahora ya con una sonrisa que no disimula. Le miro por encima de mi libro y no puedo evitar sonreír yo también. Quiere guerra, y no sabe a quién se la ha declarado.


Como quien no quiere la cosa, me humedezco los labios, y mis dedos, distraídos, me acarician levemente el cuello. Hago como que leo mi libro, pero en realidad, sólo puedo pensar en el morbo de la situación. Cambio de pierna, y esta vez la cruzo más lentamente, de forma que al llegar a su lugar, ha conseguido retirar mi falda un poquito más, y mis piernas quedan caso completamente al descubierto. Le miro como diciendo "¿Has visto lo que te he regalado?". Él sigue ahí, quieto, mirándome, dando vueltecitas a su anillo de casado.




Sigo jugando, y... ups! se me ha resbalado el fino tirante del vestido, dejando mi hombro al descubierto. Lo dejo ahí, para que se le clave la imagen, y luego lo vuelvo a subir. Ahora jugueteo con uno de mis rizos entre los dedos y me divierto como una niña grande. ¿Se estará dando cuenta alguien más de lo que pasa? Sinceramente, poco me importa, quiero que esta noche ese hombre piense en mi.




Llego a mi parada, el juego se acaba. Antes de bajar le digo "Hasta otra". Él no dice nada, pero su mirada me habla de deseo. Todavía veo sus ojos clavados en mi, ojalá nos volvamos a cruzar por los vagones del metro.

Más en: http://annaalba.blogspot.com.es/

Enviar "Miradas en el metro" a Digg Enviar "Miradas en el metro" a del.icio.us Enviar "Miradas en el metro" a StumbleUpon Enviar "Miradas en el metro" a Google Enviar "Miradas en el metro" a Facebook

Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios

  1. Avatar de Reyes
    Desde luego Ana, si en si misma la situacion es 100% morbosa, leerla reconociendo esa travesura que a todas nos queda dentro, dejandola salir con ese desenfado es de lo mas grato.
    Sensacion de poder sobre el sexo fuerte...una guerra muy desiguala...jjj
  2. Avatar de Admin
    Te felicito Anna, has logrado que me den ganas... de coger el metro!!!
  3. Avatar de Anna Alba
    Me alegro de que os guste mi pequeña vivencia... es que los ratos muertos en el metro dan para mucho!! Besos
  4. Avatar de lalo
    woooooow soy de mexico de Tijuana frontera con usa,y quiero cruzar nadando el oceano solo par mirar tu mirada picara y tus labios mojados.... besos