Mostrar feed RSS

Ariodante

La guerra de los sexos II

Calificar esta entrada
por - 20/10/2010 a las 20:36 (854 Visitas)
Vuelvo a la carga, y espero esta vez suscitar algún comentario aunque solo sea por el aparente elogio a Esperancita que contiene el post, que es como mentar a la bicha. Preferiría, claro, que vuestros amables o airados comentarios lo fueran respecto al contenido. Una de las reflexiones más estimulantes que he leido sobre la prostitución, en absoluto politicamente correcta, sin negar la naturaleza humana y prescindiendo de anteojeras ideológicas.
Web muy recomendable. Os dejo el link:

http://carmesi.wordpress.com/2010/10...as-o-esclavas/

¿Putas o esclavas?


Octubre 16, 2010

Confieso que a mi Esperanza Aguirre es una de esas mujeres que me da un poco de miedo, la imagino tocando diana a las seis de la mañana y obligando a su marido a ducharse con agua fria para abandonar la casa sin desayunar y dejando a la pareja sin café pero he de reconocer que es una de las politicas españolas con más sentido común y con un par de ovarios que no se le han subido a la cara que permanece con ese rictus de no haber roto nunca un plato y que propone si fuera presidenta resolver para siempre los grandes temas del Estado: el mercado laboral, la educación y la cuestión energética.
Y que mantiene además -aunque ella no lo sabe porque sus asesores tampoco se lo han dicho- unos criterios sobre la naturaleza humana muy acordes con lo que la Neurociencia ha demostrado ya hace décadas, de eso va este post: de los aciertos en materia neurocientífica de Esperanza Aguirre un poco para que el lector compare sus puntos de vista sobre la naturaleza humana con los otros, los que sostiene Bibiana Aido por ejemplo que se dedica a predicar las ideas rousseaunianas y a proponer y financiar estudios sobre el mapa del clitoris con fondos publicos. Y uno se pregunta cómo es posible que dos hembras de la especie humana sostengan puntos de vista tan distintos sobre su naturaleza teniendo como tienen ambas el clitoris en el mismo sitio, es decir en un lugar inaccesible al pene en el coito, alli donde lo puso Dios o la Santa Evolucion, quien sabe.
El caso es que Esperanza Aguirre hizo ayer unos bolos 2.0 en el foro del Mundo y sorprendió a todo quisqui contestando y aceptando todos los debates que se le propusieron, la primera idea fundamental que lanzó es esta que seguramente escandalizaria a la Aido:
“No todas las prostitutas son esclavas”. Y ella naturalmente está en contra de toda esclavitud pero a favor del contrato privado entre quien sea: dinero a cambio de sexo. Es por ello que propone regularizar la cosa.
Venia a decir la Aguirre que algunas son putas porque sí o sea por dinero, que hay que respetar el contrato sexual entre uno que paga por favores sexuales y otro que cobra por los mismos, una verdad absolutamente cientifica cuando un poco más abajo el lector entienda cual es la verdadera naturaleza de los machos humanos.
La otra gran verdad que emitió fue que está de acuerdo con la legalización de las drogas siempre y cuando se legalicen en todo el mundo, la Aguirre no anduvo mal en este embate pues lo que quiso decir es que en este mundo globalizado mala cosa seria que sólo nosotros los españoles legalizaramos las drogas como ya legalizamos el “papeles para todos” con el consiguiente efecto llamada que tendria para todos los yonkis del mundo, este pais debe dejar de ser el “llamador” de unos y otros y ponerse a trabajar para los de dentro, eso lo digo yo.
Lo cierto es que en el sexo el que paga es siempre el hombre y la que recibe el dinero es siempre la mujer (u otro hombre) ¿Por qué se produce este fenómeno tan asimétrico? Probablemente Aguirre lo sabe y la Aido lo ignora: porque los hombres tienen más necesidades sexuales que las mujeres y además de eso se excitan con desconocidas, enteras o a trozos y buscan parejas nuevas y esporádicas.
Pero ahi no acaba la cuestión sino que además los hombres buscan el sexo anónimo mientras que las mujeres sienten el sexo anónimo como una amenaza.
Sexo anónimo significa tener sexo con alguien sin compromisos de ningun tipo, aqui te pillo aqui te mato y después adios. Esta es la asimetria fundamental, asi son las cosas, es por eso que existe la prostitución.
Hay un chiste muy famoso donde una prostituta joven (hay que ser joven para serlo pues los hombres están poco interesados en las mujeres de la edad de su madre) le pregunta a un cliente muy atractivo por qué paga por una prostituta siendo como es tan atractivo. La puta suponia que a aquel Adonis no le seria dificil ligarse a una chica cualquiera por la cara y sin pagar a lo que el chico le contestó: “no te pago por follar, te pago para que luego desaparezcas”.
Bueno, esta es la verdad que la Aguirre supuestamente conoce y la Aido niega, pues para la Aido las mujeres son todas buenas hasta que son pervertidas, esclavizadas, maltratadas o asesinadas por los hombres.
Lo cierto es que en el corto plazo sexual existe una asimetría muy clara: hay mas hombres que mujeres dispuestos a tener tratos sexuales esporádicos y por la cara.
La consecuencia de esta discriminación es que existen muchos hombres que pasan la mano por la pared y es por eso que existen las prostitutas y las agresiones sexuales.
De modo que las prostitutas equilibran el mercado sexual impuesto por las mujeres fascinadas por el largoplacismo y las inversiones económicas y emocionales que exigirán a los machos para permitirles cohabitar. Dicho de otra manera las prostitutas no sólo son inevitables debido precisamente a esas diferencias en los gustos de hombres y mujeres sino que además ejercen seguramente algun tipo de acción moduladora en el rencor de los hombres que ocupan los niveles más bajos de la jerarquia social: esos que pasan la mano por la pared mientras sus congéneres de la cúspide de la pirámide acaparan dos o más mujeres y además se divorcian de ellas cuando ya no están de buen ver para acaparar a otras mas jóvenes.
Esperanza Aguirre sabe de neurociencias y pretende regularizar la prostitución.
Yo cuando oigo la palabra regularizar me echo a temblar porque toda regularización es de hecho para pagar impuestos y que no te dejen fumar pero tengo mi opinión en este asunto.
Prostituirse no es un trabajo sino una ocupación. En español no tenemos dos palabras como en inglés (work/ job) pero el lector sabrá entender a qué me refiero: prostituirse no es una profesión sino una actividad que se desarrolla de forma continua o discontinua y no deberia generar derechos pasivos, tampoco deberia generarlos dedicarse a la politica o al fútbol. Es algo que cada cual deberia hacer además de lo otro, de su profesión, un acto de servicio que se hace para contribuir a que su comunidad sea más feliz o más próspera. Además las putas tienen un periodo activo muy corto de modo que generarian muchas complicaciones ahora que todos tenemos que jubilarnos a los 67.
Lo mejor es dejar las cosas como están y entender de una vez que la libertad y la igualdad son abstracciones irreconciliables.
Si tenemos el derecho a ir de putas es porque hay testosterona de sobra y putas que quieren mi dinero, eso es todo.
Y si optamos como haria Aido por la igualdad y en contra del contrato individual que la prohiban y sanseacabó.

Enviar "La guerra de los sexos II" a Digg Enviar "La guerra de los sexos II" a del.icio.us Enviar "La guerra de los sexos II" a StumbleUpon Enviar "La guerra de los sexos II" a Google Enviar "La guerra de los sexos II" a Facebook

Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios

  1. Avatar de Ariodante
    Glups! no quería ser reiterativo, lo he publicado dos veces por error. Mis disculpas