Mostrar feed RSS

El Blog de Paula

Sofía, solo Sofía, suficiente.

Calificar esta entrada
por - 18/12/2010 a las 18:37 (1874 Visitas)
Cita Iniciado por Gerundio Ver mensaje
Nombre: Sofía
Nacionalidad: Española
Edad: 30 años. Aspecto de jovencita.
Descripción física: Cuerpo muy bonito. Altura mediana, calculo que sobre el 1,65, soy malísimo en esto. Muy guapa de rostro, con unos ojazos preciosos y la boca mejor perfilada que he visto en tiempos. Mezcla de belleza con rasgos andaluces y toque árabe, lo dicho, realmente guapísima. Pelo castaño, largo, una envidia para este calvo. Bellezón, es que es un bellezón que me pierde.
Carácter: Cordial, amable, simpática, educada y muy agradable.
Vestimenta: Siempre le solicito ir vestida casual. Me gusta mucho así.
Fumadora: Si eres fumador, fuma. Si no, se abstiene (lo digo porque no fuma hasta que fumo yo)
CONTACTO
Independiente
Correo: bcnsofia@hotmail.com
Horario: Consultar. En mi caso por la tarde.
LUGAR DE ENCUENTRO
Apartamentos Breda. Para mi correctos.
SERVICIO
Fecha de la experiencia: De un tiempo hasta ahora.
Tarifa contratada: Consultar. En mi caso, según fantasía.
Duración real del servicio: Según la fantasía.
EXTRAS SEXUALES
El según la fantasía es literal. Y os lo digo porque las mías son siempre arrear ladrillazos con mi incontenible verborrea, lo que dice mucho de su aguante y dulce carácter. El sexo practicado es sin sofisticaciones y sencillo, así se lo pido yo siempre a Sofía, pero delicioso, absolutamente delicioso. Sospecho que no es mujer apta para fantasías con moto sierras. Consultar los extras, aclarará amablemente vuestras dudas.


COMENTARIO (Seriedad total en el relato, es lo que merece Sofía, una mujer con todas las letras. Con todas.)

Fue toda una sorpresa. Porque viéndonos de tanto en tanto, con una espaciada regularidad que me protege del seguro enganche, siempre me había solicitado una total reserva. Y debía cumplir el encargo. Entre otras razones, la principal, porque en mi caso es la única forma de satisfacerla, procurarle un mínimo placer.

Pero me señaló: “pon uno de tus cuentos descerebrados y habla de mí, lo que quieras”. No añadió directriz, límite ni componenda. Era un difícil encargo, la discreción es para mí lo más cómodo y adecuado. En realidad, no os voy a engañar, puro egoísmo.

Y he pensado como realizarlo, que decir, que historia o cuento inventar en la que ella y este ridículo payaso os pudieran interesar, en mi caso por fiaros del relato. Sofía, de pocas cosas estoy más seguro, no necesita para su aprecio el que yo aporree el teclado, publicite su dulce magia o salga en su defensa.

Y me puse a garabatear un cuento. En un inicio intenté ser objetivo. Tiene gracia esa exigencia que todo el mundo reclama, la objetividad. ¿Cómo ser objetivo con una mujer que encuentras preciosa? ¿Cómo reducir las sensaciones a un seco comentario de prácticas y sexo cuando los recuerdos son tan cálidos? ¿Cómo explicar lo que disfruto a su lado y que ese disfrute es de mi pertenencia y que en todo caso solo a mí interesa y, si hay mucha suerte y lo desea, compartirlo con ella?

Así que he decidido, no sin un cierto regusto amargo por la segura decepción de ella, realizar el más breve de los comentarios. Eso sí, os lo señalo a vosotros y a ella, sobre todo a ella, he tardado mucho tiempo en completar el relato, pues en esta necesaria brevedad he buscado en el Moliner y la RAE aquella palabra que mejor la definiera, la que más juego ofreciera, la más fácil de combinar. Y he trabajado con una baraja de más de tres mil cartas debiendo escoger una. Y, quizás, solo quizás, lo he logrado.

Esa carta de la baraja es ………………………… seguro que estamos de acuerdo ……………… ENCANTO.

Es la más adecuada, puro comodín que juega con todo. Con su presencia y elegancia, con su trato, con su disposición, el manejo de los tiempos, su delicadeza y la profesionalidad más exquisita dicha como halago. Es sencillamente eso, un eso rutilante, brillante, lo más alejado de lo neutro: un encanto de mujer. No hay más. Pero sobre todo, lo más importante, con ella nunca encontrarás menos y por ello es un lujo, un autentico y raro lujo que, por su escasez en este mundo de variadas, rápidas y olvidadizas citas y encuentros, pasado el tiempo, yo al menos tengo el gusto en recordar.

Y me ha costado decidirme. Mucho. No lo dudéis, muchísimo. Aún ahora tengo dudas y no sé si he acertado. Porque tras reducir los diccionarios a unas diez palabras, eliminando una a una en función a si encajaban en la memoria de los encuentros que tan amablemente ha aceptado, recordando citas, conversaciones, juegos y su trato, la ganadora ENCANTO ha vencido a la última finalista, HERMOSURA, eso sí, pisándole los talones en el descarte.

Pero ya observáis el truco y la trampa, como en todo a lo que me dedico. Porque hay que ser muy lerdo, torpe y burro para no darse cuenta que una mujer encantadora se sustenta a su vez, obligatoriamente, en la hermosura. Y Sofía es una mujer muy hermosa, hermosísima, leedlo con detenimiento. Y el tiempo, tampoco me cabe duda, la seguirá cuidando. De lo que me alegro, mucho. Por lo que tiene de justo. Muy pocas veces el tiempo, el más cabrón de los compañeros, ofrece tanto mimo y obsequio cuando prodiga sus caricias.

Así veo yo a Sofía en nuestros encuentros. Y si crees que soy un berzas, un listo interesado, un cursi o ando patéticamente enamorado, estás totalmente equivocado, es que no has tenido la suerte y el placer de tenerla a tu lado, placer ¡qué bien suena!, nunca una palabra fue más precisa. No lo puedo remediar ni quiero, ya os he comentado mis gustos: me fascina el lujo, la clase, la dulzura y la belleza de una mujer hermosa que es un autentico encanto.

Enviar "Sofía, solo Sofía, suficiente." a Digg Enviar "Sofía, solo Sofía, suficiente." a del.icio.us Enviar "Sofía, solo Sofía, suficiente." a StumbleUpon Enviar "Sofía, solo Sofía, suficiente." a Google Enviar "Sofía, solo Sofía, suficiente." a Facebook

Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Sin categoría

Comentarios