Mostrar feed RSS

Roco

Doble moral

Calificar esta entrada
por - 05/04/2015 a las 23:35 (609 Visitas)
Algunas veces me da por preguntarme si la "doble moral" es un mal endémico que afecta por igual a toda la raza humana, o si por algún motivo étnico o cultural, afecta de forma más acentuada a los españoles. No me gusta creer en los estereotipos, pero no me queda más remedio que admitir que a los españoles se nos da muy bien eso de la doble moral.


Sin entrar en temas de políticos corruptos y curas pederastas, que directamente se cargan de un plumazo cualquier atisbo de orgullo ibérico que pudiera quedar en estos tiempos extraños, me gustaría centrarme en casos más cotidianos y al alcance del español de a pie, casos como el de esa amiga que critica las artificiales tetas operadas de la vecina, pero que en cuanto pilla un poco de pasta va derechita a por su par de implantes; casos como el defensor progre de los derechos humanos, que se cuelga en su muro de Twitter mensajes a favor de la homosexualidad, pero que cuando se entera de que su novia es bisexual de repente "necesita dar un tiempo a la relación"; casos como el de ese hombre de familia entregado que jamás pagaría "sucio dinero" a una puta, pero que no duda en meter a su amante en la misma cama en la que por las noches duerme su esposa.



Esta doble moral me ha afectado directamente durante el último año de mi vida. Cuando comienzas a trabajar como puta, tienes que tener muy claras las ideas, muy fría la cabeza. Un paso en falso y puedes joderte bien. Por ejemplo, encuentras clientes que quieren hacerse tus "amigos", quieren conocer "tu verdadero nombre", o se ofrecen para ayudarte a encontrar "un trabajo normal" (juas).
El problema es que una no siempre está preparada para afrontar todas las situaciones que le vienen por delante, sobre todo cuando se trata de un tema tan controvertido como la prostitución sexual.


Reconozco que cuando comencé a ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero, tenía la sensación de que estaba haciendo algo mal. No sabía por qué; era algo que me decía mi subconsciente, manipulado sin duda alguna por los cánones de nuestra sociedad. Por otra parte, cuando estaba con mis clientes (que por cierto fueron muy pocos, ya que esta primera incursión como escort no duró más de dos meses), no me sentía mal en absoluto. Podía sentir nerviosismo cada vez que conocía a un cliente nuevo, o por si alguien conocido me veía entrando por la puerta de un hotel; pero una vez que se rompía el hielo entre el cliente y yo; una vez que empezaban los juegos y nos dejábamos llevar, nunca me sentí mal. En esos primeros momentos, comencé a preguntarme qué de malo había en hacer lo que yo estaba haciendo, que era disfrutar del sexo a cambio de un dinero que además me hacía falta.


Pero antes de que pudiera tomar una postura sólida acerca de la prostitución sexual, se me desmontaron los esquemas. Entró un elemento en mi vida que tocó los puntos flacos de la puta novata, y los esquemas que había empezado a formarme se vinieron abajo, y yo cedí y agaché la cabeza como una niña que se había portado muy mal ante la (casi) inquebrantable Institución Social personificada en uno de sus componentes.


Este patinazo me salió bastante caro, no sólo económicamente, ya que dejé de ganar un dinero que me hacía mucha falta, sino sobre todo, emocionalmente, ya que invertí mucho de mi persona en alguien que no supo qué hacer con ello ya que no lo merecía.


A estas alturas, ya podréis imaginar más o menos de lo que os estoy hablando, y comprender por qué Roco se marchó repentinamente casi sin avisar, dejando a algunos buenos clientes en la estacada (mis disculpas a ellos).


Pero como es sabido, de las malas experiencias se aprende, y ha sido precisamente esta experiencia la que me ha hecho despertar y darme cuenta de que en esta sociedad, nadie quiere salvar a las putas "por amor al arte". Siempre hay intereses, así somos los humanos. Puede ser envidia de que la puta gane en una semana lo que yo gano en un mes; puede ser la ruindad de ahorrarse pagar a una puta si puede salirme gratis; puede ser que la falta de amor propio lleva a algunos a creerse superhéroes y van así por la vida manipulando a los demás para que hagan lo que ellos creen correcto sin siquiera conocer el terreno en el que están jugando...


En cualquier caso, Roco la novata aprendió la lección más importante de su vida, puesto que "atraemos las lecciones que necesitamos aprender", y ahora vuelve Roco la experta para coger al toro por los cuernos y disfrutar del buen sexo con los machos ibéricos a la vez que enseñaros lo que esta morena esconde debajo de la falda (un par de ovarios bien puestos, claro :P)


Besitos y gracias por haber llegado hasta el final ;*

Enviar "Doble moral" a Digg Enviar "Doble moral" a del.icio.us Enviar "Doble moral" a StumbleUpon Enviar "Doble moral" a Google Enviar "Doble moral" a Facebook

Etiquetas: Ninguna Agregar / Editar etiquetas
Categorías
Foreros , Personal

Comentarios

  1. Avatar de Admin
    Mucha gracias por compartir tus pensamientos con nosotros.