Convencido a medias del mitin de Podemos en el pavelló de la Vall d´Hebrón este mediodía. Mientras las dos intervinientes sí han estado convincentes en sus discursos poniendo el énfasis en las necesidades de los ciudadanos y esbozando cierto programa de actuaciones políticas, a Pablo se le ha visto en ocasiones desubicado, con un discurso demasiado visceral y repetitivo. La fábula de los ratoncitos no venía a cuento y de ninguna manera "los ratoncitos deben pensar como ratoncitos" porque en ratoncitos se quedarán. No Pablo, no somos ratoncitos. Somos seres humanos que empiezan a ejercer de tal condición depués de décadas en la ratonera; pero de la misma manera que el pueblo te ha escogido para dirigir la opción política más acorde con las necesidades de los ciudadanos en mucho tiempo, va siendo hora de dejarnos de clichés efectistas y empezar a mostrar lo concreto que es en definitiva lo que va a decidir los votos. Espero también que el análisis posterior de este mitin te ayude a tomar valiosas lecciones de cómo somos los catalanes que tan bien crees conocer. Como por ejemplo haber buscado un aforo al menos tan amplio como el de Vistalegre para acoger a todos aquellos que se han quedado fuera, haber puesto medios técnicos adecuados para emitir por streaming sin cortes al menos como se pudo seguir en Madrid así como haber publicitado el acto de manera más eficaz; facilitando el partido a los ciudadanos y el acceso a sus actos es un buen medio para atraer electores y conocer sus propuestas. Esperemos ahora las conclusiones de los Círculos Podemos acerca de este acto y contar que estos errores no se repitan en el futuro