Las autoridades han implementado una serie de mecanismos, para regular el consumo de bebidas alcohólicas en menores de edad, sobre todo en aquellos establecimientos donde se mezclan a convivir menores y mayores de edad, como son bares, clubes y sitios de entretenimiento en general. Diversos mecanismos, han implementado una serie de regulaciones para los establecimientos de esta clase, dado el alto riesgo que representa para la salud de los menores el consumo de alcohol a temprana edad.

Pero, como dueños de establecimientos de esta clase qué podemos hacer para controlar el consumo de alcohol, sobre todo cuanto tenemos a diversos grupos juntos. Una forma sencilla y bastante popular en varios países es el uso de pulseras de silicona, intransferibles que son puestas a la entrada al establecimiento, el mecanismo es muy sencillo, a la entrada del cliente, se le pide la identificación que le acredite como mayor de edad y se le otorga una pulsera, de esta forma el cliente puede consumir o comprar bebidas alcohólicas dentro del establecimiento sin poner en riesgo a la población de menores que conviven también en dicho lugar.

Una de las grandes ventajas que tienen las pulseras, sobre las tarjetas o pines, es su portabilidad y diseño, además que se evita el intercambio de las pulseras dentro del local.

Otros consejos que también pueden servirle y ayudar en la restricción de bebidas alcohólicas para menores de edad:
1. Máquinas de autentificación de identificación. Desgraciadamente, nos hemos topado con el problema de la falsificación de identificaciones, una forma segura de vender, es que se comprueben si la identificación es auténtica antes de permitir el ingreso o la venta a los chicos.

2. Zonas exclusivas de alcohol. Un método bastante aceptable para lugares mixtos, es designar lugares o zonas para la venta de alcohol, de esta forma las pulseras de silicona, juegan un papel importante, puesto que es sumamente sencillo identificar quiénes pueden estar o no dentro de la zona consumiendo alcohol.

3. Ofrecer también bebidas libres de alcohol. Los bares y clubes también hemos tenido que renovarnos y es importante pensar en los menores o las personas que simplemente no quieren beber alcohol, muchos establecimientos han apostado por ofrecer gran variedad de bebidas libres de alcohol y que aún siguen siendo ricas, interesantes y divertidas, lo que ha tenido gran aceptación por parte de los clientes.