No es suficiente con encontrar a la mujer de tus sueños. Tienes que conquistarla y volverla loca por ti.

1. Haz preguntas a la persona que te gusta y escucha activamente las respuestas

Estoy seguro de que has escuchado el consejo de hacer muchas preguntas a la chica que te gusta.
Es un buen consejo, pero no llega al meollo del asunto.

A todos nos gusta hablar de nosotros mismos, pero no hay nada peor que alguien que no para de hacerlo. En lugar de eso, pregunta sobre su vida.
Pero no hagas preguntas genéricas. Haz preguntas interesantes y divertidas y asegúrate de estar escuchando. Haz también algunas preguntas sobre las respuestas a las otras preguntas para demostrar que estás interesado en su vida y quieres saber más.

2. Recuerda lo que dijo

Vamos a seguir con el consejo anterior: recuerda lo que dijo al contestar tus preguntas.

Sé que esto puede sonar un poco extraño, pero no tiene sentido hacer preguntas si no recuerdas ninguna respuesta.

Cuando no sólo recuerdas lo que te dijo, sino que lo vuelves a mencionar en otro momento, demuestras que te importó aquello que dijo.

Consejo: casi todas las cosas de las que habla una persona son cosas que valora, así que aprende un poco sobre esas cosas o usa la información para tener algún detalle con ella.
¿Le apasiona Taxi Driver? ¿La horticultura? ¿Las emociones intensas? ¿Siempre quiso tener un perro, pero que nunca se ha atrevido?

Puede que no recuerdes de qué color son sus ojos, pero si recuerdas las cosas que te dijo hace un mes sobre su infancia, no le importará.

3. Pídele un favor. Pero no abuses

El efecto de Benjamín Franklin dice que gustarás más a la gente si les pides un favor que si les haces un favor. Esto es porque a todos nos gusta agradar, aunque sea a nivel subconsciente.
En lugar de hacer algo bueno por la persona que te gusta, pídale un pequeño favor. Esto no quiere decir que debas pedirle que ayude con la mudanza ni nada por el estilo, pero tal vez pedirle un consejo.
Un método que funciona es pedirle ayuda para conseguir un regalo para alguien. O usa directamente el truco que usó Benjamín Franklin: pídele algo que sepas que ella tiene y que le gusta mucho. Por ejemplo, un libro descatalogado.

4. Felicitarla correctamente

A todo el mundo le gustan los cumplidos. Pero tienen que ser sinceros. Muchos chicos lanzan cumplidos sin pensar. Por ejemplo, “estás muy guapa” o "me gusta ese vestido". Los cumplidos como estos pueden parecer poco sinceros y enlatados.

Asegúrate de que el cumplido es sobre algo que sólo tiene ella. No señales lo obvio. Si tiene un bonito pelo, estará cansada de que se lo digan. Si tiene un doctorado, todos la felicitarán por eso. Lo mejor es señalar las cosas que la hagan única y hacerle sentir especial.

5. Predecible + aburrido= romance acabado

Los hombres son, posiblemente, el sexo más simple. Encontramos una manera de hacer algo que nos gusta, y nunca nos desviamos de eso.

Si bien eso puede ser bueno para el trabajo, puede ser la sentencia de muerte para una relación romántica. Si hablamos de emociones, cuando todo es predecible y lógico, resulta aburrido.
Llévala a un lugar donde nunca has estado antes. Pide algo diferente. De vez en cuando sorprenderla con algo. Uno de mis consejos favoritos es aceptar lo primero que sugiere cuando hay que hacer planes juntos.
Ah, y hazla reír. A la hora de conocer mujeres reales, no hay nada como comprobar si tiene sentido del humor.

6. Ten pasión

Las personas apasionadas son personas interesantes. Una de las cosas que enseño es que, para ser interesantes, primero debemos estar interesados. Si no estás interesado en nada, sobre todo en la primera cita, no eres un buen conversador.


Y para conquistar a una mujer hace falta serlo. Si bien es bueno amar tu trabajo, quieres tener algo más que te apasione. Cuando alguien se apasiona por algo, significa dedicación, tenacidad y personalidad. Si no tienes nada que te apasione, es hora de que te pongas a buscar.

Hay miles de páginas para ligar con mujeres que te facilitarán la tarea.