Si te gusta estar en movimiento en el mar, debes conseguir ya un Smartphone resistente al agua. La ventaja de tener un teléfono móvil sumergible es que lo puedes llevar sin miedo a la playa, a pescar, o la piscina. También si eres descuidado y se te cae el smartphone con facilidad, es un gran beneficio, puesto que estos móviles suelen ser bastante resistentes. Por lo tanto son también ideales para viajar, sobre todo si son viajes de aventuras con posibles lluvias, playas o tormentas.

A lo largo de los años, los móviles todoterreno sumergibles han pasado de ser un lujo reservado para teléfonos de gama alta a una característica disponible en móviles asequibles y económicos.