Si quieres comenzar a hacer ejercicio, no es necesario tener en casa muchas maquinas e instrumentos para entrenar o asistir a un costoso gimnasio. Recuerda que la motivación es poder, y si trabajas en ella, esta te ayudará a mantenerte firme en tu propósito y ser constante, incluso en esos días en los que te sientes cansada o perezosa. Existen muchos ejercicios eficaces que puedes hacer con herramientas sencillas y que trabajan muchas partes de tu cuerpo, como las Dominadas en Casa, que además podemos combinar con una rutina simple y estar en forma desde el hogar.