Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 23
  1. #1
    Forero VIP Avatar de Eretica
    Fecha de ingreso
    29 abr, 12
    Ubicación
    Barcelona, Spain
    Mensajes
    4,748
    Gracias
    3,454
    Agradecido 2,911 veces en 1,227 mensajes.

    Parejas abiertas, ¿funcionan?

    No, no es mio... es un texto del blog de Paula que creo merece estar por estos lares... cuanto menos muy interesante.


    Parejas abiertas, ¿funcionan?
    HUGO DE LUCAS

    En la cultura de los indios mohave de Norteamérica, las mujeres casadas no tienen impedimento en mantener relaciones con otras. Los kuikuru, habitantes de la selva brasileña, asumen la libertad sexual como parte fundamental de la convivencia. Entre algunos pueblos esquimales existe la llamada hospitalidad femenina, por la que las esposas pueden acostarse con terceros para estrechar vínculos de amistad. En Magaia, una isla ubicada en el Pacífico, los jóvenes se inician en el sexo siempre con mujeres casadas, con el consentimiento de sus parejas. Una costumbre secular en otra tribu americana es que la esposa encinta elija entre sus amigas quién la sustituye en el lecho conyugal hasta que dé a luz.

    ¿Qué entienden todos ellos por fidelidad?
    Es evidente que en su definición no se contempla la exclusividad como pilar de una relación amorosa. Tampoco lo es para quienes en esta sociedad de parejas cerradas a cal y canto han decidido romper códigos y vivir sus afectos con reglas propias.
    “Más del 50% de los matrimonios acaban en divorcio. Algo no funciona en el tipo de relaciones que establecemos y yo creo que el sexo tiene mucho que ver en ello”, afirma Noelia, casada desde hace 23 años y decidida desde siempre a vivir el amor en libertad.
    “Nosotros nos lo planteamos en un principio. Nada de sentirnos atados, esclavos
    sexuales del otro y de los convencionalismos que nos imponen. Los dos necesitamos sentir que tenemos una convivencia feliz, que no concebimos la vida el uno sin el otro, y que cuando estamos juntos es porque queremos, no porque debemos. Lo que hagamos fuera de casa importa poco.”


    El doctor José Díaz Morfa, psiquiatra y presidente de la Asociación Española de Sexología Clínica, maneja estudios que afirman que entre el 5% y el 8% de las relaciones estables podrían considerarse como
    parejas abiertas, en las que el sexo con terceros se consiente. “Ese tipo de unión solo es viable si la forman personas seguras de sí mismas, con un criterio propio poco influenciable y menos dependientes del otro.
    Y si funcionan es precisamente porque hay un amor profundo y sano que demuestra ante todo respeto”, afirma el especialista.
    Sin embargo, al igual que en las parejas convencionales, a menudo los vínculos se establecen sobre acuerdos viciados: “Uno de los dos puede admitir que la relación sea libre como una forma de canalizar su inseguridad: ‘No quiero perderte, por eso te permito que estés con otros’. En ese caso el conflicto es inevitable y las posibilidades de fracaso se disparan”, añade el doctor.
    “En un mundo sin ideas preconcebidas, la libertad dentro de las relaciones sería un elemento enriquecedor.” Marta Ibáñez Sainz-Pardo, psicóloga especialista en terapia sexual

    El filósofo y pedagogo José Antonio Marina afirma que «somos un híbrido entre biología y cultura», lo que resultaría una respuesta diplomática al debate abierto desde siempre entre los que buscan argumentos para explicar las conductas humanas en los genes o en las costumbres, en la moral o en lo instintivo. El amor y el sexo son campos de batalla para ambos bandos: ¿qué nos impulsa a permanecer fieles, o al menos a intentarlo? ¿Acaso una relación resulta mejor si es exclusiva?
    Marta Ibáñez Sainz-Pardo, psicóloga especialista en terapia sexual, tiene una respuesta a partir de su experiencia profesional: “Es muy posible que las parejas abiertas sean una opción más natural. La monogamia es solo parte de una convención cultural, que te dice cuál es el amor correcto. En un mundo sin ideas preconcebidas, la libertad dentro de las relaciones sería un elemento enriquecedor. Pero claro, eso es pura teoría, porque la carga de nuestra educación es demasiado pesada”.

    Yo lo intenté, pero no podía evitar los celos y la culpa.” Luisa es divorciada, aunque ella no ha dejado de estar enamorada de su pareja. Lo primero que aclara al relatar su experiencia es que no se sintió obligada por él a establecer una relación abierta. “No, yo también estaba convencida de que era lo más racional y equilibrado. Pero luego la realidad y los sentimientos me desbordaron. Durante mucho tiempo no hubo terceras personas. Fui la primera que probó. Se lo conté, claro, y él lo aceptó perfectamente. Me sentía mal. Luego supe que de vez en cuando se acostaba con una chica del trabajo… Fue muy duro. Le dije que no podía seguir con ese tipo de relación y todo empezó a ir mal. Fue él quien decidió divorciarse.

    Una pareja abierta no significa que no se establezcan normas. “Al contrario, todo hay que tenerlo muy bien atado”, apunta Marta Ibáñez. “El acuerdo entre ambos ha de ser claro y debe recoger los aspectos en los que se van a basar tanto la relación propia como las ajenas.” En el caso de Luisa, ella rompió el acuerdo y eso generó un conflicto. “En última instancia todos tendemos a controlar lo que ocurre a través de un código compartido.
    ‘Sé lo que está pasando y estoy conforme mientras se cumplan las reglas’. No las sociales, sino las que ellos establecen. Cuando no es así, el sentimiento de traición es el mismo que el que produce la infidelidad en una pareja convencional”, subraya Díaz Morfa.


    Por la consulta de Stephen J. Betchen, especialista en terapia de familia en la Universidad Thomas Jefferson (EEUU), han pasado varios casos que demuestran cómo las conductas más liberales fijan sus propias líneas rojas.
    Jan y Tim llevaban ocho años casados y seis de relaciones abiertas, bajo una condición: no podían tener más de cuatro encuentros sexuales con el mismo amante. La crisis llegó cuando Jan no supo renunciar a la intensa experiencia física de una de sus aventuras. Finalmente lo hizo, pero Tim fue incapaz de superar el desconcierto y la inseguridad que le provocó la situación.
    También les fue bien durante mucho tiempo a Pat y Sean, hasta que ella tuvo sexo con un desconocido en la cama del matrimonio. Sean entendía que su casa y su dormitorio eran espacios íntimos que solo ellos podían compartir. Cambió el mobiliario de la habitación, pero esto no le ayudó a dejar de sentirse traicionado.
    Fue el mismo sentimiento que Jake experimentó cuando Allison, su mujer, le planteó que además de sexo deseaba compartir sentimientos con otros hombres. Él se negó y ella le dejó.
    “Se siente la pareja estable como algo que nos aísla del entorno y nos hace menos atractivos.” Rosario Castaño, directora de Psicología y Sexualidad del Instituto Palacios

    La fidelidad, como sinónimo de exclusividad, hace aguas. Aunque quizá siempre las ha hecho.
    Un estudio de la empresa Sondea realizado hace un par de años establecía que algo más de la tercera parte de la población adulta en España había sido infiel en algún momento. El porcentaje era similar en hombres y mujeres. Esa cifra se elevaría hasta el 50% en ellos y el 40% en ellas en el caso de tener la total seguridad de que sus parejas nunca lo iban a saber.
    No parece por tanto tan extraño que algunas relaciones intenten convertir una realidad innegable en una normalidad que no perturbe su vida en común, eliminando obligaciones, engaños e hipocresías que condicionan el amor.
    “Se vive con la obsesión de seducir y de mostrar lo mejor de cada uno, por eso con frecuencia se mira hacia fuera de la pareja con la sensación de estar perdiéndose algo interesante”, afirma Rosario Castaño, directora de Psicología y Sexualidad del Instituto Palacios.
    “Se siente la pareja estable como algo que nos aísla del entorno y nos hace menos atractivos.” Cambiar esa percepción requeriría reformular de alguna manera las relaciones: “
    Observo en mi consulta que las personas con capacidad para tolerar la frustración; para confiar en sí mismos y, por lo tanto, en la pareja; de ser empáticos y de explorar emociones propias a través de la intimidad tienen más posibilidades de crear vínculos afectivos y una relación sólida.

    Así funciona también en una pareja abierta, que tiene tantos riesgos de fracaso como cualquier otra. Lo importante son las reglas entre ellos, sobre todo las inconscientes, que son las que más influyen”.

    Noelia comparte esa visión: intimidad, complicidad, respeto al código acordado. “Esa manera de entender nuestro amor nos llevó a no poner límites donde no era necesario, o a volverlos a establecer cuando lo consideramos oportuno. Nuestra pareja se convirtió en exclusiva al tener a los niños. Pensamos que nada nos podía distraer de la tarea de ser padres. Cuando ellos han crecido, la hemos vuelto a abrir. Eso no quiere decir que nos hayamos lanzado a buscar sexo fuera, solo que si surge no lo rechazamos.
    De hecho, hace dos años que ni busco ni surge ni lo necesito.”
    Como suele decirse, cada pareja es un mundo con leyes propias en el que no existen fórmulas de éxito ni seguros contra el fracaso.

    En efecto, así lo demuestra el incremento casi continuo de separaciones. Quizá el mayor problema radique en ofrecer una sola horma en la que todos encajen.
    “Poseemos unas ideas sobre la pareja que no se corresponden con lo que necesitamos en realidad”, concluye la psicóloga Marta Ibáñez.
    “Es lógico que se busquen nuevos caminos, que se llegue a otros acuerdos. Alcanzarlos solo tiene una senda: hablar para entender y complementarse de verdad.”

    http://www.elmundo.es/yodona/2013/12/06/52a073b30ab74003338b457f.html



    ¿ Que ? ¿ Nos animamos y compartimos opinones ?

    Saludos
    Última edición por Eretica; 18/12/2013 a las 18:52

  2. Los Siguientes 5 Usuarios Agradecieron a Eretica por Este Mensaje:


  3. #2
    Forero VIP Avatar de Chris de la mañana
    Fecha de ingreso
    24 mar, 13
    Mensajes
    6,775
    Entradas de blog
    2
    Gracias
    5,112
    Agradecido 3,095 veces en 1,494 mensajes.
    Conozco a varias geishas que incluso comparten en ocasiones su trabajo con sus parejas. Otros, simplemente lo saben.

    Si siguen juntos, mi opinión es que sí. Sean geishas o no.
    ¿Por qué sentimos la necesidad de poseer aquello que amamos? ¿Y por qué nos volvemos gilipollas cuando lo hacemos?

  4. Los Siguientes 4 Usuarios Agradecieron a Chris de la mañana por Este Mensaje:


  5. #3
    Forero VIP Avatar de Eretica
    Fecha de ingreso
    29 abr, 12
    Ubicación
    Barcelona, Spain
    Mensajes
    4,748
    Gracias
    3,454
    Agradecido 2,911 veces en 1,227 mensajes.
    Ok.
    Eso es bastante evidente... pero.
    ¿ En parejas exteriores al mundo del sexo de pago ?

    Parejas, lo que la sociedad llama, normales.

    ¿ Es posible ?

    Saludos

  6. Los Siguientes 4 Usuarios Agradecieron a Eretica por Este Mensaje:


  7. #4
    Forero VIP Avatar de Chris de la mañana
    Fecha de ingreso
    24 mar, 13
    Mensajes
    6,775
    Entradas de blog
    2
    Gracias
    5,112
    Agradecido 3,095 veces en 1,494 mensajes.
    Cita Iniciado por Eretica Ver mensaje
    Ok.
    Eso es bastante evidente... pero.
    ¿ En parejas exteriores al mundo del sexo de pago ?

    Parejas, lo que la sociedad llama, normales.

    ¿ Es posible ?

    Saludos
    Sí, también. Igualmente conozco a parejas que comparten y disfrutan de su sexualidad en clubs de intercambio, por ejemplo.
    ¿Por qué sentimos la necesidad de poseer aquello que amamos? ¿Y por qué nos volvemos gilipollas cuando lo hacemos?

  8. Los Siguientes 3 Usuarios Agradecieron a Chris de la mañana por Este Mensaje:


  9. #5
    Forero VIP Avatar de Eretica
    Fecha de ingreso
    29 abr, 12
    Ubicación
    Barcelona, Spain
    Mensajes
    4,748
    Gracias
    3,454
    Agradecido 2,911 veces en 1,227 mensajes.
    Cita Iniciado por Chris de la mañana Ver mensaje
    Sí, también. Igualmente conozco a parejas que comparten y disfrutan de su sexualidad en clubs de intercambio, por ejemplo.
    Gracias..
    Y si no es mucho pedir... y por supuesto, sin invadir intimidades...
    ¿ Sabes, te han comentado, conoces, cual fue el proceso ?
    ¿ Se levantaron una mañana y lo decidieron? ¿ Fue a traves de descubrimientos mutuos de las nuevas perspectivas?

    ¿ Como crees, creeis, que se puede plantear la situación ? ¿ Es necesario llegar a un estadio donde no haya punto de retorno ?

    Siempre me he preguntado como se llega a dicha situación, y gracias a Paula por publicarlo, creo que es una buena excusa para " preguntar todo aquello que quieres saber y nunca te has atrevido"...

    Saludos

  10. Los Siguientes 6 Usuarios Agradecieron a Eretica por Este Mensaje:


  11. #6
    Forero VIP Avatar de Chris de la mañana
    Fecha de ingreso
    24 mar, 13
    Mensajes
    6,775
    Entradas de blog
    2
    Gracias
    5,112
    Agradecido 3,095 veces en 1,494 mensajes.
    Intimidades no se invaden pero no lo hemos comentado.

    Cuando coincida de nuevo con alguna pareja "liberal" preguntaré sobre el tema.

    En este caso no tengo ni idea de como se puede plantear la situación porque pienso que se pueden dar muchas situaciones o motivos hasta que las 2 personas involucradas decidan compartir su sexualidad con otras personas.
    ¿Por qué sentimos la necesidad de poseer aquello que amamos? ¿Y por qué nos volvemos gilipollas cuando lo hacemos?

  12. Los Siguientes 3 Usuarios Agradecieron a Chris de la mañana por Este Mensaje:


  13. #7
    Geisha Avatar de Amanda
    Fecha de ingreso
    05 jul, 12
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    267
    Entradas de blog
    13
    Gracias
    169
    Agradecido 279 veces en 94 mensajes.
    Chicos, yo creo que seguramente haya una infinidad de tipo de parejas liberales y muy distintas entre ellas. Yo recuerdo un caso curioso que comentaba un terapeuta, el Dr. Riso, en uno de sus libros, en el que decía que una pareja fue a verles porque habían acordado acostarse con otras personas los jueves (hasta ahí todo bien), el problema era que ahora ella le había propuesto incluir los sábados. La preocupación principal del marido era algo así como Qué le pasa a mi mujer??? No lo soy lo suficientemente bueno como para ella ahora quiera dos días en lugar de solo uno que es lo "normal"???

    Creo que como lo dice el ejemplo y también el artículo, cada pareja marca sus límites hasta donde son capaces de probar otros cuerpos sin que se considere infidelidad u ofensivo. Y aquí cada pareja escribirá su guión, un guión que ninguna otra podrá repetir...Es lo que me encanta de las personas, que siempre sorprenden!
    Amanda Carvajal

    Web personal: Momentos Maravillosos
    Blog personal: El diario de una Escort GFE

  14. Los Siguientes 5 Usuarios Agradecieron a Amanda por Este Mensaje:


  15. #8
    Principiante
    Fecha de ingreso
    13 dic, 13
    Mensajes
    26
    Gracias
    0
    Agradecido 69 veces en 21 mensajes.
    O creo que si pueden funcionar yo mantuve una relación de 6 meses con un chico swingers lo que ocurrió esque lo destinaron a muchos km de distancia. ,pero a pesar de esos tenemos encuentros cuando baja,es una relación muy bonita la que tenemos ahora

  16. Los Siguientes 5 Usuarios Agradecieron a Mercedes por Este Mensaje:


  17. #9
    Banned
    Fecha de ingreso
    17 abr, 13
    Ubicación
    Barcelona
    Mensajes
    1,271
    Entradas de blog
    1
    Gracias
    108
    Agradecido 2,639 veces en 1,099 mensajes.
    Cita Iniciado por Chris de la mañana Ver mensaje
    Intimidades no se invaden pero no lo hemos comentado.

    Cuando coincida de nuevo con alguna pareja "liberal" preguntaré sobre el tema.

    En este caso no tengo ni idea de como se puede plantear la situación porque pienso que se pueden dar muchas situaciones o motivos hasta que las 2 personas involucradas decidan compartir su sexualidad con otras personas.
    Surge, Chris.

    La clave es el respeto y la aceptación, la intimidad y el límite. No importa mucho cuál de los dos da el primer paso, y habitualmente no es porque la vida sexual sea aburrida o rutinaria, no, principalmente se debe a esa libertad mental que los une, a un importante retrato de sinceridad que los dos comparten. Y en ese caso precisamente aparece el fervor por compartir más emociones y sensaciones entre ambos que pueden llegar a intercambiar sus cuerpos y fantasías con otras personas sin el estigma de hacerse daño o deteriorar la relación de pareja.

    El más importante aspecto en estos casos es el respeto, si se ama a la otra persona si se consensúa el límite; todo, sin reproche alguno y se acepta en algún determinado punto la retirada o el freno dará mucha más fuerza a la pareja. Ir a una. Eso es lo fundamental, darse y compartir entregándose a quien se quiere, sabiendo perfectamente que el juego en caso de hacer daño a alguno de los dos se ha de detener o replantear.

    Resulta divertido, intenso y morboso hasta nutritivo y rejuvenecedor, reafirmante para la pareja; sólo si tienen las cosas muy claras.

    Pero hay que ir a la misma velocidad, básico.

  18. #10
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,866
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,573
    Agradecido 11,503 veces en 4,676 mensajes.
    Yo hablaré desde mi experiencia personal, íntima e intransferible y también desde mi faceta como Terapeuta Sexual.
    Tal como dice Erética, uno no se levanta una mañana y le dice a su pareja -Hola churri, ¿qué te parece si a partir de hoy, somos una pareja liberal?-

    Creo que la base de todo está en la comunicación. El hecho de compartir fantasías, de susurrarlas al oído de nuestro amante mientras retozamos con él/ella y le contamos cómo nos pone de perrxs ese tío nuevo que ha empezado en la ofi o la nueva directora de RRHH.

    Estos temas, no surgen en una pareja de la noche a la mañana, simplemente se les permite crecer dentro del seno, la imaginación y el calor del calentamiento sexual. Los celos se aparcan, no deben existir. la confianza ha de ser ciega y por supuesto, cada miembro de la pareja, debe ganársela.

    Jugar ambos dos, a que hay más personas en la habitación, es un buen comienzo.
    También se pueden añadir cyber parejas que, no comprometen a nada.
    Ir a tomar una copa a un club liberal, sin la presión de tener que "hacer algo" con otra pareja. Simplemente, por familiarizarse con el lugar, el ambiente, las normas, las personas que haya en él.
    Ver pelis de temática swinger, provocar situaciones "casualmente morbosas en sitios abiertos" (yo recomiendo, pactar este tipo de juegos antes de comenzar a hacerlos, sobre todo al principio.)

    Nunca enfadarse con la pareja si el juego no sale como se tenía pensado.
    Se disfruta del paso que se haya dado, por pequeño que sea, y se celebra follando, rememorando y ampliando la fantasía hasta donde nos
    ponga más perrxs.

    Ir un día sin ropa interior al trabajo y hacerte una foto para mandársela a tu pareja, por ejemplo.
    Enseñarle, como presentas armas, sin un rifle a mano.
    Un mail o un whatsapp diciéndole lo que le vas a hacer en cuanto llegue a casa...suave y tierno o apasionado y salvaje.

    Comprar menaje y lencería erótica, ir a un sex shop con cabina doble y "disfrutar" juntos de la película...la que vais a montar vosotros, claro.

    Todo tiene un proceso y todo requiere de tiempo, complicidad y confianza.
    Por otro lado, los límites han de estar bien delimitados y recordar que no son inamovibles. Ellos crecerán conforme vosotros crezcáis como pareja.

    No todas las parejas liberales nacen. La mayoría se hacen. Pero siempre, ha de ser un camino conjunto y no desfallecer.
    Uno no debe obligar al otro, aunque sí debe motivarle.
    Y el otro no debe cerrarse en banda, si no permitirse el lujo de comenzar una nueva andadura personal y sexual.

    Otro día, os hablo de las parejas liberales que follan juntas y de las que sólo mantienen relaciones con otras personas sin su pareja.
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  19. Los Siguientes 7 Usuarios Agradecieron a PaulaVip por Este Mensaje:


Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Temas similares

  1. Experiencia parejas en kinnari
    Por CarlaKinnari en el foro Presentación de Gheishas-Foreras
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 16/03/2013, 17:01
  2. Un castillo para intercambio de parejas
    Por Admin en el foro GuiaGeisha Prensa
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 15/01/2013, 09:53
  3. Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/10/2012, 22:29
  4. Me ponen !! (especial parejas!)
    Por carlotaescortvip en el foro Generales
    Respuestas: 44
    Último mensaje: 24/08/2012, 14:56
  5. Velada Especial ...... Masajes para parejas
    Por Masajes Shiva en el foro Asuntos de Geishas
    Respuestas: 28
    Último mensaje: 15/03/2012, 19:02

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •