¡Hola a todos!

La disforia del género es una condición mental pero no es un trastorno mental. Sin embargo, puede ser acompañada con del funcionamiento social, profesional y otro severo de la debilitación. Allí puede también acompañar condiciones psiquiátricas como ansiedad, la depresión y pensamientos suicidas. En estos casos el tratamiento y la terapia pueden ser necesarios.


La intervención psicológica con una terapia disforia de genero puede ser beneficiosa en algunas personas. Hacen las personas con la condición para entender y para ocuparse de las entregas de género. Puede haber una necesidad de terapias maritales, de la familia y del grupo de tener en cuenta un ambiente útil y de apoyo a la persona con esta condición.


La psicoterapia solamente no puede producir la corrección completa y a largo plazo de la disforia del género. A veces la reasignación del género puede ser necesaria.