Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Visiones

  1. #1
    carallo loco
    Guest

    Visiones

    Whores' Glory
    Película documental sobre el mundo de los trabajadores sexuales.
    Escrita y dirigida por Michael Glawogger
    WHORES' GLORY - a film by Michael Glawogger
    Premio especial del jurado en la sección Orizzonti del Festival de Venecia (2011)
    Presentada en el Festiva de Cine de Gijón en 2011 fuera de concurso


    «Un mundo mejor, de momento, no lo hay. Sólo tenemos éste en el que vivimos». Entrevista
    Michael Glawogger · · · · ·
    11/09/11



    Con su documental sobre el mundo de las trabajadoras sexuales, el cineasta Michael Glawogger cierra su trilogía cinematográfica sobre el mundo del trabajo. Thomas Winkler entrevistó a Glawogger para Publik, la revista del sindicato alemán ver.di, con quien habló sobre la voluntad de vivir y la belleza en el ser humano.

    Señor Glawogger, permítame que hablemos sobre trabajo.

    Lo haré encantado, siempre que no se convierta en un trabajo.

    Su última película, Whore's Glory, que se podría traducir crudamente como "El honor de la puta", cierra una trilogía sobre diferentes aspectos del mundo del trabajo, que comenzó en 1998 con Megacities y continuó en el 2005 con Workingman's Death.

    Hablé sobre el mundo del trabajo sobre todo a partir de Workigman's Death. Siempre me dije que hice este film porque yo mismo nunca había trabajado a conciencia (risas). Todas estas cintas, también Whore's Glory, no hablan solamente del mundo del trabajo. Es también una trilogía sobre la voluntad de vivir. Con un poco de pathos, diría que para mí se trata de mostrar la belleza de las personas, y lo que están dispuestas a hacer para sobrevivir. Por eso estas tres películas son, espero, una trilogía que abarca la última decada que hemos vivido.

    Este mundo lo narra usted en Whore's Glory casi exclusivamente a partir del trabajo de las prostitutas en Tailandia, Bangladesh y México, cuya vida privada o historia anterior, familia y tiempo libre no muestra.

    Eso no es del todo cierto. En Tailandia, las mujeres acuden después de trabajar a un bar donde contratan a animadores para entretenerse. Pero tiene usted razón: me he concentrado en el trabajo de las prostitutas. He intentado crear para el espectador la sensación de lo que ocurre en este mundo. Y me he esforzado por mostrar de manera apreciable este trabajo.

    Otro documentalista probablemente habría reunido cifras sobre el tema, entrevistado a trabajadores sociales, investigado el pasado de las mujeres e intentado explicar el fenómeno de la prostitución.

    Eso no me interesa, porque así no creo que se llegue a conocer la realidad, pues una se prostituye porque quiere, otra porque necesita dinero y la tercera porque la obligan a ello. Para el día a día en que viven estas mujeres, eso no supone ninguna diferencia. Personalmente me interesaba más mostrar los rituales diarios de las trabajadoras sexuales que explicar al espectador lo obvio y que se ve ya en pantalla.

    ¿Fue una casualidad que dedicase su última película sobre el mundo del trabajo "a la profesión más antigua del mundo"?

    No, es prácticamente una consecuencia del trabajo de los dos films anteriores. También allí el trabajo sexual aparecía, aunque al margen o en un episodio particular. Allí me di cuenta de que este trabajo habla de manera amplia de muchas cuestiones existenciales: del estatus de las mujeres en nuestro mundo, de las relaciones de género, de lo que significa la sexualidad en una cultura particular y también de la importancia de la religión.

    ¿Le sorprendió durante la filmación el papel de la fe en en la vida diaria de estas mujeres?

    Sí, la verdad es que no me esperaba algo así. Pero lo filmé con satisfacción. En el budismo las mujeres rezan para que dios les proporcione clientes. En la islámica Bangladesh la prostituta se dice: no practico felaciones, porque mis labios han pronunciado las suras del Corán. Y en México, la fascinación por la muerte del catolicismo hace la vida de las prostitutas más soportable. Cada religión modifica la relación con el trabajo.

    Sin embargo, al menos en su película, parece que la profesión más antigua del mundo no se ha visto afectada por las nuevas tecnologías. La prostitución que usted muestra en su película parece no haberse visto afectada por la revolución digital.

    Al menos se ve que hay teléfonos móviles en todo el mundo. Y por supuesto, la prostitución, sobre todo en el mundo occidental, es un negocio que tiene lugar sobre todo a partir de Internet. He investigado mucho sobre ello, pero no me pareció cinematográficamente interesante: la verdad es que no hubiera sabido cómo mostrarlo. La prostitución digital elude, por así decirlo, la traducción fílmica. En los tres lugares a los que acudí a filmar con la cámara me fascinó como el aspecto del espacio revela la estructura del negocio. En Tailandia las mujeres se sientan en una especie de acuario, tras un cristal. En Bangladesh el burdel es una especia de laberinto en el que la vida cotidiana y el trabajo son una misma cosa. Y en México, los clientes conducen sus automóviles por las calles de los guetos, donde tanto las prostitutas como los clientes se encuentran siempre en movimiento.

    Se le podría reprochar que su película no se decanta por ninguna postura concreta.

    Señalar moralmente con el dedo me parece algo contrario al arte. ¿A quién le interesaría el documental si dijese que la prostitución es una cosa buena o mala? A menudo me preguntan si el mundo sería mejor si no hubiera prostitución. A ello sólo puedo responder que no. La prostitución es un fenómeno que nos incumbe directamente. Mientras exista una sexualidad insatisfecha, habrá válvulas de escape para satisfacerlas. ¿Por qué hay prostitución en todos los países en culturas? ¿Por qué la hay incluso en países donde está prohibida y castigada con duras penas?

    Quizá debiera plantearse la pregunta al revés: ¿en un mundo mejor dejaría de existir la prostitución?

    Un mundo mejor, por el momento, no lo hay. Sólo tenemos éste en el que vivimos. Y eso es lo que muestran mis películas.

    Michael Glawogger es un cineasta austríaco. Su trilogía sobre el mundo del trabajo se ha proyectado en la bienal de Venecia y ha obtenido varios premios internacionales.
    Traducción para www.sinpermiso.info: Àngel Ferrero
    sinpermiso electrónico se ofrece semanalmente de forma gratuita. No recibe ningún tipo de subvención pública ni privada, y su existencia sólo es posible gracias al trabajo voluntario de sus colaboradores y a las donaciones altruistas de sus lectores. Si le ha interesado este artículo, considere la posibilidad de contribuir al desarrollo de este proyecto político-cultural realizando una DONACIÓNo haciendo una SUSCRIPCIÓN a la REVISTA SEMESTRAL impresa.


  2. Los Siguientes 4 Usuarios Agradecieron a carallo loco por Este Mensaje:


Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •