Resultados 1 al 4 de 4
  1. #1
    Forero VIP
    Fecha de ingreso
    30 ago, 10
    Mensajes
    423
    Gracias
    59
    Agradecido 249 veces en 120 mensajes.

    ¿De qué hablamos cuando hablamos de prostitución? - y 3 (Aviso: Tocho)

    El diccionario define la prostitución como “la actividad a que se dedica quien mantiene relaciones sexuales con otras personas a cambio de dinero”. El énfasis en el elemento sexual –no el mercantil- como carácter definitorio de la actividad es la causa última de su estancamiento social y la correspondiente ilegalización o alegalización, según los tiempos y lugares.

    En la historia de la humanidad, sin embargo, no es raro encontrar antiguas civilizaciones que emplearon criterios caracterizadores mucho más amplios y objetivos a la hora de categorizar cualquier actividad remunerada que se basara directa o indirectamente en el uso del cuerpo humano, bien fuera como “herramienta laboral” de primera mano, o bien como “garantía laboral” última. Y así, por ejemplo, en la Grecia presocrática, a la hora de regular los derechos subjetivos de las personas, se incluían a menudo en el mismo paquete tanto a las prostitutas como a los atletas, los actores e incluso a los soldados.

    La particularización y la consiguiente condena social aparecen como resultado de la necesidad que sienten algunos pueblos con una fuerte conciencia de estado-nación de encauzar la energía sexual humana exclusivamente hacia la reproducción, lo que en última instancia se traduce en un aumento de la capacidad productiva y, sobre todo, militar del grupo. La debilidad de las leyes humanas para conseguir vencer por sí mismas a la fuerzas de la naturaleza obliga a acudir a las leyes divinas, dando lugar a la decantación de una nueva moral. Aunque uno de los libros seleccionados para formar lo que conocemos como Biblia, el que lleva el nombre de ‘Números’, es una contabilidad exhaustiva de los miembros de las diferentes tribus, el fenómeno no es exclusivamente judeo-cristiano y se da también en otras culturas diametralmente opuestas.

    En consecuencia, las sociedades actuales, a diferencia de aquellas otras antiguas, consideran un atentado contra la salud y la dignidad humanas la prostitución, aunque siguen tolerando la guerra, los excesos de los deportistas o las actividades de alto riesgo. Las voces que claman por la prohibición se inscriben en este contexto.

    Pero la Historia prueba que prohibición no significa erradicación. Ningún régimen político -conservador o avanzado-, ninguna fuerza social -individual o colectiva-, ningún poder -divino o humano- ha sido capaz de hacer desaparecer la prostitución a lo largo de los siglos. La Historia pasa pero la prostitución permanece. Siempre ha sido así y así seguirá siendo hasta que desaparezcan o los instintos o el dinero, algo a todas luces improbable. Es un hecho tan elemental y obvio que aquellos que insisten en la prohibición desde posiciones públicas, aparecen, a ojos de un observador equilibrado y neutral, como ignorantes o tontos o, peor aún, tramposos. Por otra parte, la Historia prueba también que la prohibición es el caldo de cultivo de las mafias y el gansterismo. La experiencia de la prohibición del consumo de alcohol en los EEUU y la situación actual del tráfico de drogas dejan poco lugar a dudas a este respecto.


    De modo que sólo queda un camino para los que consideran inadmisible la situación actual: la legalización. Pero ¿la legalización de qué? ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de prostitución?

    Parece que ese énfasis en el elemento sexual ha hecho que se aglutinen dentro de la actividad realidades sociales muy divergentes: desde las escorts de lujo que practican algo parecido a una profesión liberal en lo más alto del espectro, hasta el fondo de un pozo en el que a menudo se pueden detectar delitos contra la humanidad. Simplificando mucho, y a modo de resumen, esas realidades podrían tal vez agruparse en tres:


    1. Independientes que desarrollan una actividad liberal (semejantes a un arquitecto, abogado, etc).
    2. Trabajadoras por cuenta ajena en clubs, locales, casas, etc.
    3. Trabajadoras de la calle



    El primer caso plantea serios problemas de fiscalización, ya que ningún cliente aceptaría ser facturado. El segundo caso parece el más fácil de legalizar y regular. Y el tercero plantea muy serios problemas, al afectar a muy diferentes clases de administraciones.

    En conclusión, es claro que la legalización es la única vía para acabar con una situación insostenible. No es la prostitución la que genera las lacras sociales (o directamente crímenes) que a veces la rodean, sino la falta de control y regulación. Pero la complejidad de esta realidad tal vez aconsejaría no verla como un todo, sino como partes diferentes de un todo que podrían ser reguladas independientemente.
    El hecho, no obstante, de que en las democracias modernas los políticos no busquen el voto de lo que defienden, sino que defiendan lo que puede ser votado, presenta, a mi modo de ver, un panorama poco halagüeño.

  2. Los Siguientes 2 Usuarios Agradecieron a Nietze por Este Mensaje:


  3. #2
    Forero VIP
    Fecha de ingreso
    24 ago, 10
    Mensajes
    4,062
    Gracias
    2,390
    Agradecido 3,360 veces en 1,458 mensajes.
    Nietze, un saludo.

    Lo he leído dos veces, la segunda con mucho detenimiento.

    Y eso ha sido así porque en la primera lectura, segundo párrafo, he tenido que fumarme un canuto de maría, estilo Marley, para poder acabar la lectura.

    Y te doy la razón: el universo no se expande, se interioriza.

    Reconocerás que lo del universo es para enmarcar. Me ha salido ahora mismo, mismito. Estoy asombrado de mi inteligencia sideral. Flota, tío!!!!

  4. #3
    Forero VIP
    Fecha de ingreso
    30 ago, 10
    Mensajes
    423
    Gracias
    59
    Agradecido 249 veces en 120 mensajes.
    Cita Iniciado por Gerundio Ver mensaje
    Nietze, un saludo.

    Lo he leído dos veces, la segunda con mucho detenimiento.

    Y eso ha sido así porque en la primera lectura, segundo párrafo, he tenido que fumarme un canuto de maría, estilo Marley, para poder acabar la lectura.

    Y te doy la razón: el universo no se expande, se interioriza.

    Reconocerás que lo del universo es para enmarcar. Me ha salido ahora mismo, mismito. Estoy asombrado de mi inteligencia sideral. Flota, tío!!!!
    Gerundio, es que me he dejado el password (date cuenta del dominio del lenguaje técnico) en el Starbuck (insistiendo!) y creo que me lo ha pillado un opositor a Notarías!!

  5. #4
    Forero VIP
    Fecha de ingreso
    24 ago, 10
    Mensajes
    4,062
    Gracias
    2,390
    Agradecido 3,360 veces en 1,458 mensajes.
    Pues espera sentado a que te lo devuelva, si son Notarías tienes para años.

    Y si, conozco alguna Domina, pero no se qué tal llevan el lenguaje y lo técnico.

Temas similares

  1. Cuando los árboles no te dejan ver el bosque
    Por Cal i Gula en el foro Presentación Forero
    Respuestas: 23
    Último mensaje: 10/04/2012, 20:31
  2. ¿De qué hablamos cuando hablamos de prostitución? - 1
    Por Nietze en el foro Prostitución
    Respuestas: 11
    Último mensaje: 29/03/2012, 20:41
  3. ¿De qué hablamos cuando hablamos de prostitución? - 2
    Por Nietze en el foro Prostitución
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 28/03/2012, 10:53
  4. cuando muere un foro?
    Por haimito en el foro Generales
    Respuestas: 27
    Último mensaje: 08/03/2012, 22:48

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •