Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1
    Forero Avatar de Xasel
    Fecha de ingreso
    27 ago, 10
    Ubicación
    Barcelona y viajando por el mundo
    Mensajes
    11,743
    Entradas de blog
    31
    Gracias
    6,405
    Agradecido 5,110 veces en 3,079 mensajes.

    Desde el bog de Marta Prats: La prostitucion en las F.A.R.C.

    Nuestra Geisha Marta Prats ha escrito estas línes en su blog que creo merece sin duda estar aqui, pues se trata de un documento absolutamente impresionante y que debe ser conocido por todos...

    Marta: Con tu permiso traigo esto desde tu blog aquí para el conocimiento de todos...

    Marta Prats Escort: Mi Amiguita, Visitadora de las F.A.R.C.



    Mi Amiguita, Visitadora de las F.A.R.C.


    Por casualidad mi amiguita, escort venezolana, ve un video de este blog y me dice con una naturalidad pasmosa:


    Yo también estuve allí durante un mes y medio; yo fui prostituta en un campamento de las F.A.R.C. (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en la selva hace ahora unos diez años”.
    Abro mis ojos y oídos alucinada y le pido que me explique la experiencia. Mi narración pierde el encanto de sus expresiones y palabras locales, de esos términos que yo no entiendo, yo la paro en su narración muchas veces para que me explique el significado.
    Ella lo explica como un viaje festivo, quizás, por su juventud, quizás porque ya pasado el tiempo las personas recordamos lo bueno, quizás porque las prostitutas hemos de reírnos muchas veces de la vida para aligerarla.>
    Ella era aún chiquitita, no llegaba a los 19 añitos, y allí se fue, a la selva colombiana ya que la guerrilla solicita prostitutas. Les pagan muy bien.


    Y allí se van, cruzando la frontera entre Venezuela y Colombia, un viaje con guaguas que dura más de tres días. Una vez llegadas a una aldea cercana se realiza la selección. A las que no cumplen los requisitos de belleza se las devuelve a su casa previo pago de unos 300 euros actuales. Las demás siguen el camino en unos pequeños camiones con techo de lona que traquetrean por caminos llenos de fango, con un calor insoportable, subiendo y cruzando montañas, adentrándose poco a poco en la selva.
    Llegan, dice, a una aldea donde las recibe un médico ginecólogo. Allí tras un día entero de parada, les hacen chequeos, pruebas del VIH. Las que lo pasan, continúan, las que no… de vuelta para casa. >
    Piensa en veces en esos tremendos guerrilleros, tiene miedo de que la violen, de que la maten, comienza a oírse por la noche el fuego cruzado de ambos bandos.
    Campamento Farc
    Llegan por fin a un claro en la selva, no es muy grande. Solo hay barracones de madera, chamizos de hojas de palma y nada más. Para trabajar disponen de unas pequeñas chozas. Hay un guerrillero que es el que controla a los hombres que vuelven cansados de luchar y que disponen de algún día de asueto. Ellos han cobrado, disponen de dinero para gastar con ellas. Las chicas tienen su nombre marcado, los hombres hacen fila delante de la puerta de cada una de ellas, disponen solo de 20 minutos. Les dan preservativos, vienen lavados de un rio cercano.
    La amiguita comenta que ella hace rayitas en una libreta para ir controlando cuantos hombres han pasado. El guardia también controla y lo hace bien. Al que se pasa, un tiro. Hubo uno que se quitó el preservativo, la chica grito y el guardia sin mediar palabra lo tiroteó en el pié. No hubo nada más, los demás se comportaron. >
    Al final del mes, cuando se vayan, les pagarán todo este dinero. Unos 10 euros actuales por polvo. Ella es feliz porque supone que se hará rica! Es un sexo sencillo y rápido. Allí solo se folla, ni cunnilingus ni besos. Allí los machos nunca besan a una prostituta. Allí los hombres son sencillos, cobran y quieren diversión. Para eso sus comandantes se la dan, para que sigan con ellos, con su guerra.>
    A veces hay amanecidas. Cuando un guerrillero se encapricha de una de ellas, le solicita dormir toda la noche, son dos polvos y las chicas contentas porque ganan más y follan menos. Mi amiga está bastante solicitada, creando algún que otro rencor entre las compañeras, como en todas partes, no?>
    La vida sigue, rutinaria y normal. Aunque lo peor es la comida, un mismo rancho que comparten todos, cocinan lo que pueden, no hay carne, ni arroz, ni fruta. Me dice que a veces traen y cocinan serpientes, que como es carne todos se lanzan a disfrutarla y comerla. Es una pequeña fiesta. >
    Pasan los días, llegan unos individuos que asustan a la amiguita con motos potentes que resuenan por toda la selva, son los duros, los jefes que vienen a controlar a la tropa y a retozar con las chicas. >
    Transcurrido un mes no hay forma de volver, el ejército colombiano se escucha muy cercano, hay fuego cruzado, tiros, granadas, no hay paso para ellas. Empieza a sentirse un miedo muy grande. Los hombres ya no cobran sus salarios, hay menos trabajo. Las chicas temen que no percibirán el dinero por el trabajo realizado. Los guerrilleros pueden desaparecer en cualquier momento, los campamentos se desmantelan… y las chicas?>
    Los fardos con la coca siguen allí, ya no se pueden colocar. Allí tirados no tienen ningún valor. No hay dinero para pagar a los guerrilleros. >
    Pero la amiguita ha hecho amistad y se ha unido a un viejito, uno de los duros, un histórico, hombre culto, militar renombrado que dejó el ejército y se unió a las Farc. La amiguita está preocupada por poder cobrar, por fin lo consigue pero teme que la capture el ejército colombiano y le encuentre los fajos de billetes. Su amigo le hace esconder el dinero dentro de sus botas altas.
    Comandante Farc
    Cuando la cosa se pone mal de verdad, ya que el ejército está a menos de un kilómetro, él se la lleva junto a sus guardaespaldas a su finca a unos tres días en coche de allí. >
    Llegaron allí de noche. Una finca inmensa en medio de zonas de pastoreo de mucho ganado, cuadras con caballos, cerdos, cabras, gallinas, cultivos de frutales, yuca, maíz. Una casa con habitaciones de suelo de mármol, baños, jacuzzi… Tras un mes en la selva… no se lo cree! Pasan allí un mes los dos juntos. Disfrutan de la vida. Él le muestra muchas cosas entre ellas las cocinas de la coca la impactaron.
    La historia entre ellos siguió…fue su historia!
    Y ella me lo explicó con una gracia y naturalidad infinitas. Partes de una historia que se ven de forma diferente dependiendo del lado en donde estés.
    La guerrilla, las FARC, la selva, la coca, los intereses políticos. No juzgo, solo escucho y aprendo. De una mujer sencilla y sabia que me relató su vivencia, un trocito de su vida.
    [I][B]"Un bribón con sentido y sensibilidad"[/B][/I]

  2. Los Siguientes 4 Usuarios Agradecieron a Xasel por Este Mensaje:


  3. #2
    Forero VIP Avatar de Escorts Castilla
    Fecha de ingreso
    24 ago, 10
    Ubicación
    Ciudadano de la RED
    Mensajes
    13,358
    Gracias
    11,819
    Agradecido 4,439 veces en 2,146 mensajes.
    Cita Iniciado por Xasel Ver mensaje
    Nuestra Geisha Marta Prats ha escrito estas línes en su blog que creo merece sin duda estar aqui, pues se trata de un documento absolutamente impresionante y que debe ser conocido por todos...

    Marta: Con tu permiso traigo esto desde tu blog aquí para el conocimiento de todos...

    Marta Prats Escort: Mi Amiguita, Visitadora de las F.A.R.C.



    Mi Amiguita, Visitadora de las F.A.R.C.


    Por casualidad mi amiguita, escort venezolana, ve un video de este blog y me dice con una naturalidad pasmosa:


    Yo también estuve allí durante un mes y medio; yo fui prostituta en un campamento de las F.A.R.C. (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en la selva hace ahora unos diez años”.
    Abro mis ojos y oídos alucinada y le pido que me explique la experiencia. Mi narración pierde el encanto de sus expresiones y palabras locales, de esos términos que yo no entiendo, yo la paro en su narración muchas veces para que me explique el significado.
    Ella lo explica como un viaje festivo, quizás, por su juventud, quizás porque ya pasado el tiempo las personas recordamos lo bueno, quizás porque las prostitutas hemos de reírnos muchas veces de la vida para aligerarla.>
    Ella era aún chiquitita, no llegaba a los 19 añitos, y allí se fue, a la selva colombiana ya que la guerrilla solicita prostitutas. Les pagan muy bien.


    Y allí se van, cruzando la frontera entre Venezuela y Colombia, un viaje con guaguas que dura más de tres días. Una vez llegadas a una aldea cercana se realiza la selección. A las que no cumplen los requisitos de belleza se las devuelve a su casa previo pago de unos 300 euros actuales. Las demás siguen el camino en unos pequeños camiones con techo de lona que traquetrean por caminos llenos de fango, con un calor insoportable, subiendo y cruzando montañas, adentrándose poco a poco en la selva.
    Llegan, dice, a una aldea donde las recibe un médico ginecólogo. Allí tras un día entero de parada, les hacen chequeos, pruebas del VIH. Las que lo pasan, continúan, las que no… de vuelta para casa. >
    Piensa en veces en esos tremendos guerrilleros, tiene miedo de que la violen, de que la maten, comienza a oírse por la noche el fuego cruzado de ambos bandos.
    Campamento Farc
    Llegan por fin a un claro en la selva, no es muy grande. Solo hay barracones de madera, chamizos de hojas de palma y nada más. Para trabajar disponen de unas pequeñas chozas. Hay un guerrillero que es el que controla a los hombres que vuelven cansados de luchar y que disponen de algún día de asueto. Ellos han cobrado, disponen de dinero para gastar con ellas. Las chicas tienen su nombre marcado, los hombres hacen fila delante de la puerta de cada una de ellas, disponen solo de 20 minutos. Les dan preservativos, vienen lavados de un rio cercano.
    La amiguita comenta que ella hace rayitas en una libreta para ir controlando cuantos hombres han pasado. El guardia también controla y lo hace bien. Al que se pasa, un tiro. Hubo uno que se quitó el preservativo, la chica grito y el guardia sin mediar palabra lo tiroteó en el pié. No hubo nada más, los demás se comportaron. >
    Al final del mes, cuando se vayan, les pagarán todo este dinero. Unos 10 euros actuales por polvo. Ella es feliz porque supone que se hará rica! Es un sexo sencillo y rápido. Allí solo se folla, ni cunnilingus ni besos. Allí los machos nunca besan a una prostituta. Allí los hombres son sencillos, cobran y quieren diversión. Para eso sus comandantes se la dan, para que sigan con ellos, con su guerra.>
    A veces hay amanecidas. Cuando un guerrillero se encapricha de una de ellas, le solicita dormir toda la noche, son dos polvos y las chicas contentas porque ganan más y follan menos. Mi amiga está bastante solicitada, creando algún que otro rencor entre las compañeras, como en todas partes, no?>
    La vida sigue, rutinaria y normal. Aunque lo peor es la comida, un mismo rancho que comparten todos, cocinan lo que pueden, no hay carne, ni arroz, ni fruta. Me dice que a veces traen y cocinan serpientes, que como es carne todos se lanzan a disfrutarla y comerla. Es una pequeña fiesta. >
    Pasan los días, llegan unos individuos que asustan a la amiguita con motos potentes que resuenan por toda la selva, son los duros, los jefes que vienen a controlar a la tropa y a retozar con las chicas. >
    Transcurrido un mes no hay forma de volver, el ejército colombiano se escucha muy cercano, hay fuego cruzado, tiros, granadas, no hay paso para ellas. Empieza a sentirse un miedo muy grande. Los hombres ya no cobran sus salarios, hay menos trabajo. Las chicas temen que no percibirán el dinero por el trabajo realizado. Los guerrilleros pueden desaparecer en cualquier momento, los campamentos se desmantelan… y las chicas?>
    Los fardos con la coca siguen allí, ya no se pueden colocar. Allí tirados no tienen ningún valor. No hay dinero para pagar a los guerrilleros. >
    Pero la amiguita ha hecho amistad y se ha unido a un viejito, uno de los duros, un histórico, hombre culto, militar renombrado que dejó el ejército y se unió a las Farc. La amiguita está preocupada por poder cobrar, por fin lo consigue pero teme que la capture el ejército colombiano y le encuentre los fajos de billetes. Su amigo le hace esconder el dinero dentro de sus botas altas.
    Comandante Farc
    Cuando la cosa se pone mal de verdad, ya que el ejército está a menos de un kilómetro, él se la lleva junto a sus guardaespaldas a su finca a unos tres días en coche de allí. >
    Llegaron allí de noche. Una finca inmensa en medio de zonas de pastoreo de mucho ganado, cuadras con caballos, cerdos, cabras, gallinas, cultivos de frutales, yuca, maíz. Una casa con habitaciones de suelo de mármol, baños, jacuzzi… Tras un mes en la selva… no se lo cree! Pasan allí un mes los dos juntos. Disfrutan de la vida. Él le muestra muchas cosas entre ellas las cocinas de la coca la impactaron.
    La historia entre ellos siguió…fue su historia!
    Y ella me lo explicó con una gracia y naturalidad infinitas. Partes de una historia que se ven de forma diferente dependiendo del lado en donde estés.
    La guerrilla, las FARC, la selva, la coca, los intereses políticos. No juzgo, solo escucho y aprendo. De una mujer sencilla y sabia que me relató su vivencia, un trocito de su vida.
    XASEL un gran acierto por tu parte CRACIAS
    En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación - http://www.escortscastilla.com http://escortscastilla.blogspot.com

  4. Los Siguientes 2 Usuarios Agradecieron a Escorts Castilla por Este Mensaje:


Temas similares

  1. Respuestas: 11
    Último mensaje: 26/01/2014, 01:16
  2. Promo de MARTA PRATS en el hilo correspondiente
    Por Marta Prats en el foro Presentación de Gheishas-Foreras
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 30/07/2012, 08:59

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •