La Ministra de Igualdad Bibiana Aído señaló en julio que en otoño el Consejo de Estado entregaría un informe para abordar las alternativas que existen para eliminar los anuncios de contactos en prensa. Todo parece indican que la autorregulación se impondrá a la prohibición legal de este tipo de publicidad.


anuncioscontactos.jpg


En verano y en pleno Debate del estado de la Nación, el Presidente de Gobierno habría la caja de los truenos: la prensa debía eliminar los anuncios de contactos de sus páginas en el menor plazo posible. Días después era la Ministra de Igualdad Bibiana Aído ponía los plazos: en otoño el consejo de Estado entregaría un informe sobre los caminos que podía seguir el Ejecutivo. En este periodo se evaluarían también compensaciones para la prensa por los 40 millones de euros anuales que dejaría de recibir por el fin de este tipo de publicidad

La última semana de septiembre el Congreso alzó la voz y aceptó una propuesta no de ley de UPN para instar al Ejecutivo a que eliminase mediante una ley este tipo de anuncios de prostitución encubierta, bajo pena de no incluir publicidad institucional en los medios que se negasen a retirarla. En todos estos meses y como era de esperar la patronal de los diarios AEDE se ha opuesto frontalmente a la medida y ha optado por la autorregulación, aunque no han cambiado ni una coma de estos anuncios desde que comenzaron a ser cuestionados hace más de dos años.

Mientras, los gobiernos autonómicos comienzan a pronunciarse. Ayer fue el turno del Gobierno Vasco que mediante su lehendakari Patxi López rechazó la intervención de las instituciones públicas. Para López la prioridad de las instituciones es proteger los derechos de las personas que ejercen voluntariamente la prostitución, y velar por sus condiciones de vida. Al mismo tiempo, precisa, ‘debemos perseguir y penalizar los casos de trata de blancas y explotación sexual. Pero la eliminación de los anuncios de prostitución en prensa no va a tener ese efecto’.

Finalmente, el presidente vasco informó que la dirección del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) ha hablado con representantes de algunos medios de comunicación -cita concretamente los grupos Vocento y Noticias- para entregarles el informe al respecto elaborado por la Defensoría de Igualdad y emplazarles a avanzar por la vía de la autorregulación.

Esto podría ser un anticipo de las principales conclusiones del Consejo de Estado que debería ver la luz este mes. Las informaciones llegadas hasta prnoticias indican que lo más probable es que se opte por la autoregulación y finalmente se desestimen las peticiones del Congreso. Ello bajo el compromiso real de los medios de reducir paulatinamente los anuncios de contactos en sus páginas. Una situación nada fácil considerando que los diarios quieren una contraprestación a cambio, que de momento no está del todo clara. En el aire todavía está el famoso plan de ayudas que lleva dos años negociándose y que no ha podido ser acordado. Precisamente éstos son los flecos que se están cerrando para tener la propuesta definitiva.

En nuestro país, sólo tres periódicos generalistas, el gratuito 20 Minutos, y los diarios de pago La Razón y Público, se editan sin esta sección. El periódico que dirige Arsenio Escolar decidía en febrero de 2007 comenzar a imprimirse sin estos ‘polémicos anuncios’. Por su parte, el periódico de Planeta, se sumaba a la iniciativa de la retirada de los ‘clasificados’ tras su acuerdo con L´Osservatore Romano en diciembre de 2009. Desde Público, que nació en 2007 sin este tipo de contenidos, han apostado por criticar la práctica al máximo y denunciar que los mensajes de los anuncios de contactos llegan a sugerir prácticas delictivas castigadas por el código penal como la pederastia, esclavitud o xenofobia.

Pero los anuncios de contactos siguen siendo a día de hoy una fuente importante de ingresos para los grupos editoriales. Cifras -extraídas de una comisión parlamentaria- indicaban hace un par de años que los periódicos de nuestro país ganaban unos 40 millones de euros anuales con este tipo de anuncios (15.000 euros diarios). De esta manera, un diario como El País podría recaudar entre un 3% y un 5% de todos sus ingresos publicitarios por esta vía.

Anuncios de contactos: pierde peso la prohibici