Resultados 1 al 5 de 5
  1. #1
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,876
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,577
    Agradecido 11,509 veces en 4,678 mensajes.

    PaulaVip en La Vanguardia. Profesión sin salida

    DANIEL BONET


    Miércoles tarde, día laborable. Son las ocho y hay una cuarentena de coches estacionados en el aparcamiento del burdel El Romaní, en las afueras de Valencia. Desde el exterior, si no fuera por un neón iluminado en forma de globo que anuncia que se trata de un club, la mansión ajardinada y con piscina pasaría por un chalet privado con una mezcla estética de castillo de Disney y estilo suizo. En el interior, más de 60 de las casi 200 prostitutas que
    trabajan están alineadas, sentadas en taburetes, pero separadas de la barra, en actitud de espera. Tres o cuatro clientes juguetean, ríen, manosean, abrazan, también esperan.

    Alfredo, uno de ellos, es un habitual de la sala de alterne y no tiene miedo de dar su nombre y hablar. “Me da igual que sepan que vengo aquí, ya lo sabe mi madre, que es la única persona que me importa, ya hace veinte años que vengo, incluso cuando estaba casado”, dice con convicción.

    Alfredo mira hacia abajo mientras habla, como si estuviera contrahecho. Pero es una postura, no un defecto físico. Y una actitud algo vergonzosa. Ahora ya está separado y cada día se pasa por El Romaní. Las chicas le conocen, le saludan y le besuquean. Siempre se toma una copa; a veces, las menos, paga por subirse a una habitación. “Para mí esto es mi refugio, el lugar donde me siento a gusto”, habla Alfredo, de 54 años, como si la luz azulona del interior de la sala le ofuscara la vista.

    Este hombre es uno de los pocos españoles que “van de putas” y lo explica en público. En privado, muchos alardean ante sus amigos. Según un informe de la Ponencia sobreProstitución del 2007 encargado por el Congreso de los Diputados, un 6% de los españoles, o sea, más de dos millones y medio, demanda servicios sexuales de forma regular.

    Esta tarde no hay mucho ajetreo en El Romaní. A un extremo de la barra, un tablero con un reborde rojizo está apagado. Cuentan que antes, hace sólo cinco o seis años, en la época de la bonanza económica y el pelotazo inmobiliario levantino, estaba siempre iluminado. Eso quería decir que todas las habitaciones estaban ocupadas. Para saciar el sexo había que esperar turno. Algunas prostitutas se sacaban 30.000 euros al mes.

    Pero la crisis también ha hecho mella en este sector desregularizado, que todavía se mueve en un limbo jurídico, ni legal ni prohibido. “Mi tarifa son 70 euros media hora, y puedo bajar hasta 56, no más, porque aunque la crisis es la crisis, mi cuerpo es mi cuerpo”, espeta con orgullo Naomi, cubana afincada en Madrid desde pequeña.

    A Naomi, de 22 años, le cae la cabellera bruna casi hasta la cintura. El escote es muy generoso. Viste shorts, que aún destacan más sus piernas largas. Antes había trabajado de azafata y afirma que hace poco que se dedica a la prostitución. “Necesitaba dinero y me he metido voluntariamente, y me costó mucho la primera semana, pero ahora ya no me supone ningún problema”, asegura. “Voy a trabajar en esto dos años y luego lo dejo”, añade con un acento castellano que en nada delata su origen antillano. Su familia y amigos están en Madrid. “No les he explicado lo que hago, no quiero que lo sepan, los voy a ver cuando tengo días libres, pero sólo saben que me he ido a trabajar a Valencia”, admite.

    Naomi espera sacar de promedio unos 3.000 euros al mes. Al menos esa es la media de sus compañeras en El Romaní, como Yessica, paraguaya de 24 años. “A mí nadie me engañó para venir acá, a España, sabía que iba a hacer de puta, pero lo necesitaba, y aunque en Paraguay nunca me había dedicado a eso, tengo un hijo que mantener y en mi país no había salida, así que vine siendo consciente de lo que iba a hacer”, comenta Yessica, algo más tímida y lacónica que Naomi.

    Como sucede con la mayoría de los inmigrantes, que siempre aspiran a volver a su país de origen, las prostitutas siempre manifiestan su deseo de dejar el oficio al cabo de un tiempo. Para Yessica, prostituta e inmigrante a la vez, el reto es doble. Pero muy pocas consiguen que se cumplan los planes. El mundo de la prostitución es muy cambiante, como sabe de sobras Yessica. “De Paraguay vine directamente a este club, en el que me encuentro muy bien, estuve tres meses y luego me fui a otro burdel de León, y aquello era un infierno, así que al final he podido volverme aquí”, cuenta con cara de miedo, aunque no aclara qué le sucedió en León.

    “Lo peor es trabajar en un club por la noche, de día aún se soporta, pero por la noche hay muchas otras cosas asociadas”, afirma Merien, dama de compañía de lujo de Barcelona, de 44 años, que ha probado casi todos los estados posibles de la prostitución, desde la callejera a la de burdeles de carretera, pasando por los night clubs de Barcelona. Ahora, desde hace un tiempo, tiene convicción y estatus para seleccionar a sus clientes, cobra 300 euros la hora y puede elegir cuándo y cuánto tiempo trabaja.
    Merien, que nació en una familia muy humilde del entonces llamado barrio chino de Barcelona, ha estudiado Ciencias Políticas, tiene un blog propio, reivindica la dignidad de la profesión y lamenta el debate maniqueo sobre la prostitución, sobre todo las iniciativas públicas o de instituciones privadas “que ofrecen trabajos tan mal pagados como alternativa que pocas mujeres se interesan por ello”. “La verdad, no veo nada malo en dedicarse a la prostitución, yo también hice de mujer de la limpieza y me sentía explotada y humillada y ganaba muchísimo menos dinero”, reflexiona. Y añade: “Me hace gracia cuando se habla de trata de mujeres, porque eso es un delito que hay que perseguir, pero no tiene que ver con la prostitución que se practica de forma voluntaria”.

    El debate sobre la prostitución siempre ha estado radicalizado y rebrota cada vez que hay redadas policiales de envergadura que desarticulan tramas internacionales de esclavas sexuales, cada vez que se enciende una nueva polémica por la concesión de apertura de algún macroprostíbulo o cuando arrecian las protestas de los vecinos o las denuncias de los medios de comunicación por el comercio sexual callejero. No hay término medio. Las entidades abolicionistas como Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp), partidarias de la prohibición total, consideran que la inmensa mayoría de las mujeres trabajan por engaño, chantaje, extorsión o necesidad y reclaman que el 90% son inmigrantes que en muchos casos se ven coaccionadas o atadas con deudas interminables. En cambio, Hetaira y otros colectivos de trabajadoras sexuales, como se definen ellas mismas, reivindican la libertad para comerciar con el sexo de forma voluntaria y el derecho a ser reconocidas y a cotizar como trabajadoras autónomas.

    Y entre estas dos posturas enfrentadas, leyes y regulaciones ambiguas. España, que es el país de Europa Occidental con mayor actividad de prostitución, no la penaliza, pero castiga el proxenetismo y a cualquier persona que se beneficie del trabajo de una prostituta. La Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del Congreso de los Diputados dictaminó que las prostitutas eran víctimas y recomendó, en el 2007, la no regularización porque la prostitución choca con varios artículos de la Constitución y entra en colisión con los derechos laborales.

    “Se puede afirmar sin duda que hay prostitutas que ejercen por propia voluntad y con libertad”, asegura Juan Fortuny, comisario jefe de la Unidad contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales de la policía de Barcelona. “Pero también es cierto que hay muchos delitos que pueden estar asociados a esa actividad”, agrega el comisario jefe. Según Fortuny, el retrato de la prostitución ha cambiado en los últimos años. Hasta hace poco, más del 80% de las mujeres eran inmigrantes, pero desde que Rumanía ha entrado en la Unión Europea esa proporción se ha invertido. Juan Fortuny baraja datos recientes y calcula que, aproximadamente, sólo una veintena de mujeres solicitaron ayuda para dejar la prostitución o denunciaron explotación, “aunque esa proporción no refleja la realidad porque muchas mujeres tienen miedo de hablar”, precisa.

    Entre los posibles delitos asociados, por ejemplo, está el de beneficiarse por las consumiciones, una práctica que sigue siendo común. En un club de carretera de la costa catalana visitado para este reportaje, la copa del cliente costaba 12 euros, y la que el cliente pagaba para la mujer que se acercaba a alternar costaba 30, con derecho a toqueteo. Si el empresario reparte ese ingreso, está incurriendo en un delito de proxenetismo. Por eso las redadas son habituales y normalmente suelen destapar más irregularidades laborales y sanitarias que redes de trata de personas, aunque, por ejemplo, tras la operación de marzo del 2009 que clausuró los locales Riviera y Saratoga en Castelldefels, en las afueras de Barcelona, hay 18 imputados, y el fiscal acusa, entre otras cosas, de hormonar a las mujeres para que rindieran más con los clientes.

    “Nosotros, legalmente, somos hoteleros y, como tales, a las mujeres que solicitan una habitación les pedimos el pasaporte o el DNI, pero no nos preocupamos de pedirles si tienen los papeles en regla o no, como no haría ningún hotel de este país”, indica José Luis Roberto, secretario general técnico de la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (Anela), una especie de patronal del sector. Anela defiende la legalización de la prostitución y estima que, si llegara el caso, el Estado recaudaría unos 4.500 millones de euros anuales en impuestos.
    Anela cuenta con un centenar de asociados, a los que exige que no haya violencia, drogas ni menores. Uno de esos clubs es El Romaní de Valencia, donde las mujeres pagan 60 euros al día por la habitación y la comida y son libres, en teoría, de trabajar las horas y los días que quieran. Técnicamente, las prostitutas son huéspedes que gustan de irse al bar del hotel a alternar y suelen acabar yéndose acompañadas a su habitación. Esos son los vericuetos que permiten la prostitución en España. En Cataluña, desde el 2002, se ha introducido la variante de los bares musicales con reservados de naturaleza sexual, pero en ningún caso se reconoce la relación laboral entre el empresario del local y la meretriz.

    En España hay más de 3.000 clubs y, según diversos estudios, entre 300.000 y 500.000 prostitutas. Desde los grandes prostíbulos de La Jonquera, en la frontera con Francia, país donde está prohibida la prostitución, hasta Andalucía, se concentran en las carreteras nacionales y las vías secundarias que pasan por polígonos industriales. En los lugares donde se ha ejercido presión policial en la calle, las trabajadoras sexuales se refugian en los locales de alterne; en los lugares donde se han cerrado locales, como en Castelldefels, toman la carretera.

    Juana (nombre falso), una rumana, se apuesta cada día, haga sol o llueva, haga frío o calor, en la autovía de Castelldefels, a veces se lleva una silla y todo. “No creo que haya ninguna de nosotras que pueda decir que le gusta lo que hace, pero no me va mal”, dice en un español quebrado. La conversación termina bruscamente. Sólo quiere dedicar un par de minutos si no hay pago previo. Está nerviosa y mira a su alrededor constantemente, como si alguien la estuviera observando.

    “No creo que haya una niña sentada en el regazo de su padre a la que le pregunten qué quiere ser de mayor y conteste que puta, pero tampoco creo que sea una profesión indigna, todo lo contrario”, reflexiona Paula VIP, el nombre que utiliza una catalana de 37 años, rubia y elegante, que se ha especializado en ser dama de compañía con tarifas altas. Acompaña a sus clientes, la mayoría casados, a exposiciones de arte o luce como compañera de mesa. “Y también ofrezco servicios sexuales, pero no te creas, casi tengo menos sexo ahora que cuando estaba casada porque mis clientes buscan algo más, a veces incluso se contentan con hacer fantasías sexuales en las que yo tengo un papel muy secundario”, confiesa como si quisiera rebatir muchos tópicos.


    Paula VIP, que oculta su identidad real porque trabaja de administrativa por las mañanas en una empresa, decidió prostituirse hace unos tres años tras una separación matrimonial que la dejó endeudada y publicó su experiencia en un libro que se titula como su blog.


    Saskia, de 27 años, dice ser italiana, pero su acento se parece más al de un país eslavo. Deja que los periodistas suban a su habitación un mediodía, fuera de horas de trabajo. Pide que no se cite el club de carretera en el que trabaja, en las afueras de Alicante. Parece un motel un poco más arreglado. A falta de armario, tiene la ropa tendida entre dos sillas acolchadas. Se entretiene con una pantalla plana colgada de la pared. La puerta del baño está abierta. Sobre la mesilla tiene una foto de su ex novio, afirma, el mismo que la metió en este oficio cuando se quedó en el paro.

    No despeja muchas dudas, ni cómo llegó ni si dispone de libertad para moverse, aunque dice que a veces se va a la playa, a pasear en invierno o a bañarse en verano. Pero su vida se reduce a unos ocho metros cuadrados de habitación y a una sala con una barra y unas luces que parece una pista de baile. “Aquí lo importante es que tienes que poner tus normas, si no quieres hacer una cosa no la haces, porque te encuentras de todo”, asevera. Y luego pide dinero, 150 euros, para seguir con la entrevista o para lo que se quiera. Es hora de irse.

    Por la carretera nacional 332 de Alicante a Valencia, hay tramos con prostitutas en las dos cunetas. ¿Voluntarias o esclavas sexuales? ¿Trabajadoras o mujeres forzadas? Algunos coches paran y desaparecen por pistas de tierra. A muchos clientes no parece importarles nada más que su satisfacción inmediata. La condición de la meretriz no les incumbe. Y el fenómeno de la prostitución no para de crecer, aunque la crisis le haya afectado. En época de internet se abren foros como sexomercadobcn donde los navegantes explican con pelos y señales sus experiencias con prostitutas, incluso rellenando una ficha con las prestaciones y haciendo puntuaciones.

    Dicen que es la profesión más antigua del mundo, pero nada es lo que parece. La alegalidad o la clandestinidad de los pisos por horas, que se han convertido en la alternativa de las ciudades que están acosando la prostitución callejera, favorecen los casos de explotación. La legalización convertiría al Estado, si no hubiera un cambio del Código Penal, en proxeneta. Mientras, miles de mujeres comercian con su cuerpo con pocas garantías, muchas en condiciones indignas, muchas sin más salida.

    Profesi
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  2. Los Siguientes 2 Usuarios Agradecieron a PaulaVip por Este Mensaje:


  3. #2
    Geisha Avatar de Shara
    Fecha de ingreso
    26 abr, 11
    Ubicación
    Barcelona, Spain, Spain
    Mensajes
    2,852
    Entradas de blog
    95
    Gracias
    2,106
    Agradecido 2,327 veces en 1,045 mensajes.
    Muy bien expuesto, y como no, y ala vez defines muy bien tu opinión; hay que seguir luchando más que por los derechos que tenemos que conseguir tal y como estan poniendose las cosas ,por poder mantemer lo poco conseguido , por que con el cambio de politicos que creo nos espera ,y el "movimiento de l@s abolicionistas lo tendremos un poco jodido, y seguirà siendo una profesiò sin futuro .

    Pero no lo dudeis hay que seguir luchando por nuestros derechos como personas .
    MI NUEVA WEB -BLOG http://www.sharaescort.com/


    Cuando un hombre se echa atrás, sólo retrocede de verdad. Una mujer sólo retrocede para coger carrerilla

    …Zsa Zsa Gabor, actriz húngara.

  4. El Siguiente Usuario Agradeció a Shara Por Este Mensaje:


  5. #3
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,876
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,577
    Agradecido 11,509 veces en 4,678 mensajes.
    Este es un report que me hicieron hace un año y medio.
    Muchas horas de entrevista para este artículo que, parece más abolicionista que, el director
    de "20Monitos".
    Lo más curioso del caso es que la entrevista me la hizo un periodista de talla como es, David Dusster
    y lo firma un tal Daniel Bonet al que no tengo el gusto de conocer ni ganas me han quedado de ello, tras ver
    lo que escribe y cómo lo describe.
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  6. #4
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,876
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,577
    Agradecido 11,509 veces en 4,678 mensajes.
    Por cierto...¿Profesión sin salida? Si es que, hay que tener un gran desconocimiento para decir semejante memez.
    Aún más, si es el título del reportaje.

    El nuestro es un trabajo que te permite tener muchas horas libres al día.
    Marien se ha sacado una carrera mientras ejercía como trabajadora sexual.
    Yo nunca he dejado de ponerme al día con diferentes cursos que, nada tienen que ver con la prostitución.
    Muchas compañeras compaginan su trabajo con estudios, carreras, cursillos, etc...

    Precisamente por la independencia económica que nos da este trabajo, podemos estar al día
    en mil cosas que nos gustan y apetecen. Algo que recuerdo, haber hablado con David Dusster quien, finalmente,
    no ha sido quien ha firmado el reportaje.

    Por otra parte, tampoco es necesario que haya salida. A muchas de nosotras, nos gusta
    lo que hacemos y cómo lo hacemos. No hay por qué "salir", si no se quiere.
    Me gusta lo que hago y no lo justifico.

    Me gustaría saber cuál es el porcentaje de trabajadores en este país que, pueden decir lo mismo.
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  7. El Siguiente Usuario Agradeció a PaulaVip Por Este Mensaje:


  8. #5
    Geisha Avatar de Shara
    Fecha de ingreso
    26 abr, 11
    Ubicación
    Barcelona, Spain, Spain
    Mensajes
    2,852
    Entradas de blog
    95
    Gracias
    2,106
    Agradecido 2,327 veces en 1,045 mensajes.
    Bon dia , hola , a tod@s , ante todo, voy a aclarar mi punto de vista, un poco ,ya que mi tiempo hoy es reducido.

    Cuando digo que es una profesiòn sin futuro me refiero !como no! al reconocimiento compo profesiòn dentro de la sociedad , y el mundo laboral , pues todavia y ( tendremos que ir luchando ) hay demasiados intereses en contra .

    Pero por el contrario creo que hemos de estar preparad@s cada dia màs, tanto en educaciòn (sexual. social ,cultural,). Para mi es una profesiòn estupenda: tengo tiempo libre y las horas que necesito, conozco gente estupenda (de todos los sexos) y me permite una independencia econòmica que en cualqier otro oficio no tendria.

    Además disfruto de cada encuentro. En fin que lo decidì yo y no me arrepiento.

    Pero como bien dices Paula hay que prepararse cada dia, leer lo que e pueda, y escuchar (sobre todo eso ) para aprender.

    Y como colectivo siempre hay que luchar junt@s , seria la mejor opciòn, "màs nos falta ese empuje ", ya que por "miedo"a que se nos reconozcan en nuestro entorno , no todo el mundo tiene la posibilidad de salir del anonimato, pero junt@s hemos de plantarle cara al ABOLICIONISMO,( lo siento es decir esa palabra y seme pone la piel de gallina ) y no por miedo sino de indignaciòn.

    Bueno lo dejo por aquì ya seguiremos , este tema es muy interesante tanto par foreros como para nosotr@s profesionales ---

    Besotes a tots.....
    MI NUEVA WEB -BLOG http://www.sharaescort.com/


    Cuando un hombre se echa atrás, sólo retrocede de verdad. Una mujer sólo retrocede para coger carrerilla

    …Zsa Zsa Gabor, actriz húngara.

Temas similares

  1. La prostitución como salida a la crisis
    Por Admin en el foro Prostitución
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 19/08/2012, 17:54
  2. España: la prostitución como salida a la crisis
    Por Admin en el foro Prostitución
    Respuestas: 8
    Último mensaje: 20/07/2012, 22:06
  3. Canciones que nos dedican a nuestra profesión.
    Por Belen Transex en el foro Bailad, Malditos, Bailad
    Respuestas: 16
    Último mensaje: 22/06/2012, 12:31
  4. PaulaVip en www.radiokanalbarcelona.com
    Por PaulaVip en el foro Guía Sexología
    Respuestas: 5
    Último mensaje: 29/06/2011, 08:52
  5. Callejeros: Profesión, prostituta. La película
    Por PaulaVip en el foro Prostitución
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 20/05/2011, 10:43

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •