Resultados 1 al 8 de 8
  1. #1
    Junior Avatar de Lobo_estepario
    Fecha de ingreso
    25 ago, 10
    Ubicación
    Corriendo por la estepa ...
    Mensajes
    25
    Gracias
    0
    Agradecido 8 veces en 6 mensajes.

    ¿ Sueño o realidad ?

    Nunca, por más que viva, podré olvidar.... aquella tarde de invierno en que decidí que ya era hora de apreciarme un poco más y de tomarme un merecido paréntesis en aquella vorágine en que me hallaba envuelto.
    Hace días que no paraba, sentía que mi musculatura estaba en tensión constante tanto que simplemente agarrarme a la barra del metro hacía que mi brazo pareciese tallado en madera, sentado enfrente al ordenador me dije que tenía que poner solución a aquello antes de que fuera demasiado tarde.
    Pero esta vez quería algo diferente, necesitaba que fuera una liberación de cuerpo y mente, necesitaba que mi otro yo saliera de donde lo tenía confinado y que pudiera respirar ya que me estaba ahogando por dentro. Sabía que necesitaría algo especial pero no sabía como encontrarlo, después de devanarme los sesos mi torpeza no encontraba la forma así que opté por una solución más fácil, recurriría a aquello que los antiguos llamaban “El reposo del guerrero” y que no es otra cosa que saciar mis más primarios instintos.
    Quise homenajearme con algo nuevo y me puse a buscar algo que me pareciera tan apetitoso que no pudiera resistirme aunque quisiera. Como el ser humano es animal de costumbres primero exploré mis sitios habituales pero por una u otra razón no acababa de convencerme nada de lo que veía.
    Así que estaba como al principio, de pronto encuentro algo en “la red “ y esta vez creo que soy yo el que estoy atrapado, el anuncio no era precisamente llamativo y se que tampoco debía fiarme de las fotos, pero después de comunicarme con ella estaba en un estado de ánimo contradictorio, por una parte más tranquilo ya que por fin podría “descansar” y por otra no, por la incertidumbre de aquel nuevo encuentro.
    No podía pensar en otra cosa desde ese momento, jugaba con mi imaginación acerca de cómo sería ella y de cómo sería su reacción al verme, me gusta observarlas y ver su primera reacción ante un desconocido. Salí a la calle y estaba lloviendo, me había olvidado el paraguas pero el metro estaba cerca y hacia donde me dirigía en principio podría moverme sin mojarme mucho. Como suele ocurrir cuando sales con tiempo siempre llegas demasiado pronto a todos lados, pero cuando sales tarde ya sabes que debes preparar una disculpa, como tengo tiempo de sobra busco un sitio tranquilo para tomarme un café y un pastelillo , aún no eran las cinco de la tarde así que no circulaba mucha gente por la calle. Pedí y me senté junto a la ventana viendo pasar a la gente por la calle, cuando veía una chica joven de buen ver me preguntaba si sería aquella chica y fantaseaba con el encuentro, mientras el sabor amargo del café se combinaba con el dulzor de un trozo de pastel en mi boca rememorando aquellas otras veces en que una mujer te deja su sabor en el paladar.
    Empezaba a llover otra vez muy débilmente, decido llamar para avisar que estoy por la zona, en la primera tentativa no lo coge pero a segunda me dice que se retrasará ya que todavía está de camino, su voz sonaba sincera y de fondo se oía el ruido del metro o del tren supongo que por eso no lo habría cogido antes. Voy a dar un paseo, me dirijo a un parque cercano donde el olor a tierra mojada me tranquiliza, sigo caminando mientras pienso en ella, en como será, que altura debe tener, el color del pelo, si su mirada será transparente, divago, ya que muchas veces de lo que ves en un anuncio a lo que te encuentras hay no un mundo sino una galaxia, intento evitarlo pero la imaginación te juega muchas veces malas pasadas y al final todo no es más que culpa tuya.
    Sin darme cuenta me estaba alejando de la zona de encuentro y empieza a llover más copiosamente, justo ahora que no hay sitio donde refugiarse, bueno si, los árboles pero no sabes si es peor mojarte normalmente o con esos goterones concentrados que caen de las hojas. Madre ¡¡¡ ahora si que llueve sin piedad pero prefiero no correr ya que si resbalo en mitad del barro menudo espectáculo. De pronto, cuando mi abrigo ya casi no me puede ofrecer protección alguna contra la lluvia, un alma caritativa se compadece de mí y me ofrece cobijo bajo un paraguas hasta llegar a un sitio resguardado, me dejo llevar hasta el edificio más cercano donde después de darle las gracias cada uno seguiría por su camino. Ahora me fijo más en el buen samaritano, es una chica muy joven de pelo negro y liso con esos típicos reflejos azules provocados por las luces, mientras me dedico a observarla a unos metros ella saca un móvil y hace una llamada, mientras suena una melodía que me resulta familiar , Joder ¡¡¡ si es mi bolsillo , me doy la vuelta y descuelgo, empiezo a hablar y oigo esa misma voz suave que horas antes, pero ahora estoy viendo a mi interlocutora , mientras hablo avanzo hacia ella hasta quedar uno frente al otro, cuelgo y me entra la risa mientras ella me mira entre sorprendida y divertida por lo cómico de la situación , me sonríe con una sonrisa clara y sin malicia mientras me invita a seguirla.
    Entramos en el edificio que se encontraba a su espalda, se dio la vuelta una par de veces como para comprobar si la seguía mientras me lanzaba una sonrisa, no pude apartar mis sentidos de esos ojos verdes, eran de un verde tan claro que por momentos me parecían grises, eran como el agua de un manantial escondido en lo más recóndito de la montaña, te podías reflejar y a la vez hundirte en ellos, sumergirte como un barco roto deseando no salir.
    Llama al ascensor y se vuelve hacia mi, es realmente bella, como dije antes me gusta observar su primera reacción cuando me ven pero ahora la que parecía estudiarme era ella a mi, ahí de pie con mi abrigo chorreando agua por los faldones no debía ofrecer una estampa muy atractiva.
    Maldito ascensor ¡¡¡ ¿porqué tarda tanto? , le pregunto si podemos ir por las escaleras a lo que accede ya que sólo teníamos que subir un par de pisos, mientras subíamos voy dejando mi particular rastro de agua por las escaleras aunque estoy convencido de que pronto se secará mi abrigo, con el calentón que ya llevaba encima ¡¡¡
    Llegamos al apartamento, me dice que cuelgue el abrigo en la terraza, ¿en la terraza? pero si llueve… me mira y dice , - No , en esa no, en la de la cocina que está cerrada - Me coge de la mano y me acompaña hasta allí , es una mano un poco más pequeña que la mía con las uñas cortas y sin pintar, de piel blanca y torso suave que compruebo al besarla mientras me dejo embelesar por su perfume, es un perfume que muchas chicas llevan y que puedo distinguir claramente pero nunca he sabido de cual se trata exactamente, pero no creo que sea el momento de preguntárselo.
    Me lleva hasta el dormitorio donde se quita su abrigo, una gabardina negra que no estaba mojada, debajo lleva una simple camiseta blanca sin motivos ni dibujos, unos vaqueros azules, de los oscuros, de los de toda la vida, ajustados, de los que no mienten, de aquellos que revelan la figura escultural que tengo ante mi, de esos que te dicen “mira que trasero tan portentoso tengo”. Para terminar llevaba unas botas negras de tacón fino que deben esconder unos delicados pies pero lo suficientemente fuertes para soportar el peso de aquella maravillosa anatomía que yo empezaba a vislumbrar.
    Me quité la americana mientras no dejaba de observarla y comencé a quitarme la camisa, ella se acercó a mí y terminó de quitármela mientras sin dejar de mirarme a los ojos, con sus senos a través de su camiseta, me hería profundamente en mi pecho.
    No tardé en arrancarle esa camiseta para contemplar unos maravillosos pechos turgentes, no muy grandes quizás no llegasen a la mítica medida de la perfección corporal según los cánones 90-60-90, pero para mi en ese momento eran “mi perfección”. Nos descalzamos y ella retuvo su pelo en una cola de caballo, acción que resaltaba más su rostro, un rostro de gran belleza, de tez pálida y rasgos marcados como las mujeres del este de Europa pero con unos ojos de estilo oriental que enmarcaban aquel manantial de agua fresca que representaban sus embriagadores iris. La abracé y en “volandas” la llevé al baño de la habitación para poder ducharme con aquella preciosidad, al depositarla en el suelo y ella estirarse para conseguir una temperatura ideal del agua mediante la manipulación del grifo, pude descubrir un “tribal” en su espalda cuyo dibujo me resultaba familiar no se porqué, aquél tatuaje situado justo por encima de sus nalgas acabó de encenderme del todo.
    Me desnudé sin dejar de observarla y luego me acerqué por detrás, mientras ella seguía comprobando el agua, besé su hombro y su cuello mientras ella seguía sonriendo, comencé a desabrochar esos vaqueros y bajar la cremallera para intentar introducir mi mano, en ese momento ella se pegó de espaldas más a mi y con su brazo rodeo mi cuello mientras yo besaba el suyo, estoy seguro que podía sentir mi sexo palpitante en sus nalgas a través de la tela.
    Se giró y me introdujo en la ducha mientras ella desde fuera se quitaba los vaqueros y aquel tanga azul que la verdad sea dicha no tapaba mucho de su cuerpo. Yo la miraba embobado, con toda la ternura del mundo ella me besó una vez más y a continuación comenzó a lavarme recorriendo todo mi cuerpo, ahora sé porqué los bebes sonríen en la bañera o porqué uno de los mayores placeres de los reyes en la antigüedad era que sus concubinas los aseasen adecuadamente.
    Cada roce me envolvía en un cúmulo de sensaciones y a veces, su voz cálida, hacía algún elogio sobre mi “carrocería” a los cuales no presté atención. Una vez que estuve cubierto de espuma decidí que ahora sería ella quien se perdería en un mar de burbujas que crearía con mis manos sobre su piel, piel suave y blanquecina que respondía a cada caricia con la cual yo intentaba estimularla, me entretuve sobre todo en su espalda y en ese tribal que me seguía pareciendo familiar.
    También pude descubrir otro tatuaje mucho más pequeño y escondido en la parte interna del brazo, entre el bíceps y la axila, una zona muy sensible en la cual tenía escrita un símbolo, que más tarde buscando en la red reconocí como una “runa” celta, que debía tener un gran significado para ella por lo doloroso que debió ser su inscripción.
    Tanto me afané en mi cometido que el sólo rozarnos hacía que resbalásemos por nuestros cuerpos, así que, bajo el agua que ella tanto se había preocupado de alcanzar una adecuada temperatura, pudimos fundirnos en un abrazo por primera vez en toda la extensión de nuestros cuerpos desnudos que ahora emitían el mismo aroma y estaban deseosos de entregarse a una vorágine de pasión y desenfreno. Cerré el grifo de la ducha y sequé a mi preciosa compañera de arriba a bajo mientras degustaba esos maravillosos senos que no hacían otra cosa que pedirme a gritos que los saboreara.
    Yo me secaba mientras ella se volvía a arreglar su cabello en esa hermosa cola de caballo, creo que era su forma de comunicar que estaba lista para el “combate” y que no pensaba rendirse, al terminar me miró como diciendo “aquí vamos a morir matando … de placer por supuesto”.
    Saltó sobre mí cerrando sus piernas alrededor de mi cintura y sus brazos alrededor de mi cuello, sus pechos derretían con su calor el mío y sus labios aprisionaron los míos de tal forma que si no hubiese sido un tipo con recursos hubiera declarado mi rendición incondicional allí mismo. Caminaba a pasitos pequeños con ella totalmente pegada a mi, tal era su pasión al besarme que casi no pude llevarla hasta la cama, una vez allí la deposité sobre esa superficie de 2x2 metros que sería testigo de lo que allí estaba apunto de acontecer.
    Allí postrada pude contemplar en toda su extensión la impresionante belleza de esta mujer y el erotismo que emanaba de todo su cuerpo, no fui consciente hasta mucho después de la maravilla que tenía delante y que debía aprovechar todo el potencial que esa mujer me estaba ofreciendo.......

  2. #2
    Junior Avatar de Lobo_estepario
    Fecha de ingreso
    25 ago, 10
    Ubicación
    Corriendo por la estepa ...
    Mensajes
    25
    Gracias
    0
    Agradecido 8 veces en 6 mensajes.
    Mientras la contemplaba, ella acariciaba mi miembro viril, después de unos instantes se incorpora e intenta comenzar una felación con sus labios ya enrojecidos por nuestros apasionados besos, justo cuando siento su cálido aliento sobre “mi amigo” la detengo, aunque arda en deseos de experimentar sus labios antes me gustaría ser yo quien le brinde placer a ella.
    Así, despacio, con el índice de mi mano derecha sobre su mentón redirijo su boca hacía la mía y después de mordisquear esos labios la tumbo en la cama para seguir devorando su cuello, puedo notar que su respiración, otrora tranquila y serena, se va agitando por momentos mientras voy bajando por su cuerpo. Noto como el volcán de sus senos ansían ser apagados por una lengua que transformen la caliente lava en dura roca, noto como el tramo entre su pecho y su pubis se tensa con cada caricia que mis dedos juguetones le otorgan, pero sus ojos, sus ojos siguen cerrados como queriendo concentrarse en sus otros sentidos, que nada distraiga las sensaciones recibidas al tacto, ni siquiera un leve suspiro o un tímido quejido de placer sale de su boca.
    Sólo al recorrer mis manos sus firmes muslos y percibir ya cerca mis caricias de su centro de placer se le escapa una ligera expresión, un suave mordisco sobre su labio inferior que me indica que me espera deseosa de más atenciones.
    Aplico mis manos sobre las corvas de sus rodillas mientras mi lengua recorre los perfumados territorios que forman el interior de sus muslos, le regalo un pequeño mordisco en uno de ellos para luego con mi lengua mitigar la sensación, al soplar un poco sobre la zona el vello se le eriza mientras observo delante de mi su expectante pubis.
    Su maravilloso sexo completamente rasurado que me invita a que lo explore, a que desgrane sus secretos, a que me adentre en su mundo de gozo, a que en definitiva lo disfrute y lo haga disfrutar. Mis labios se disponen a explorar su monte de Venus mientras ella por fin abre los ojos, con su mirada me dirige suave y paulatinamente sobre la forma en que aquella tierra debe ser conquistada, no por la fuerza sino por la habilidad y por la astucia.
    Me indica como recorrer con mi lengua los suaves y cálidos valles de sus labios mayores y menores, me asesora sin decir ni una sola palabra sobre como beber de la fuente de placer en la que se ha convertido su clítoris y de cómo intentar descubrir con mis curiosos dedos el punto exacto en el que una mujer desea que con suma delicadeza un hombre la lleve a otras realidades solo alcanzables a través de un profundo orgasmo.
    Así me encontraba yo intentando aplicar a rajatabla sus indicaciones cuando de pronto volvió a cerrar los ojos, se encogió sobre si misma y cerró las piernas dejándome atrapado en medio de un cúmulo de sensaciones que recorrían su cuerpo a la vez que un profundo suspiro se pudo oir en toda la estancia.
    Una vez que me liberó de mi excepcional encierro pude ver su resplandeciente sonrisa, mirando su precioso rostro pude sentir como su mano asía mi pene erecto para a continuación colocarme un preservativo, después colocó las almohadas y se tumbó boca arriba con las piernas abiertas, no es que necesitara un invitación pero aún seguía sorprendido por la belleza de aquella mujer y hasta que no me hizo una indicación con las palmas de sus manos para que fuera a llenarla de mi, yo estaba como paralizado por la emoción.
    Me acerque poco a poco, como aquel que desea saborear tanto un exquisito plato que no se atreve a dar el primer bocado por miedo a que se le acabe, me introduje lentamente en ella, tanto mi lengua en su boca como mi sexo en el suyo. Acto seguido me rodeó con sus fibrosas piernas y casi me obligó a que nos moviéramos acompasadamente para mayor disfrute de los dos.
    Cada vez que la penetraba ella me decía algo al oído, algo casi imperceptible que me hacía embestirla con más fuerzas y más ganas cada vez, mientras más fuerte embestía con más fuerza me atenazaban sus piernas, de ahí seguro que no me podría mover hasta acabar el trabajo.
    Mi espalda se cimbreaba como el bambú bajo la tormenta y mis glúteos se contraían como si tuvieran espasmos, mi miembro percutía en mi compañera con un frenesí desmedido y ella se iba tensando poco a poco como la cuerda de un violín, ahora sus brazos también aprisionaban mi cuello y sus uñas por momentos arañaban mi espalda. De pronto un rechinar de dientes da paso a un gemido largo y sus brazos casi rompen mi cuello a la vez que su pelvis va perdiendo ritmo y cadencia poco a poco hasta que se queda inmóvil. Sus brazos caen a los lados y lo mismo que ocurre con sus ahora relajadas piernas, ahora sólo sus labios se dedican generosamente a besar los míos, son unos besos limpios como los que se dan los primeros enamorados, besos que van más allá de la mera sensación física son besos que pretenden llegar al alma.
    Me incorporo y me siento en la cama, ella se sienta encima de mi y nos que damos abrazados un par de minutos sin decir nada. Pasado este tiempo me dice – Ahora te toca a ti – me da otro beso y se coloca en la pose del “perrito” encima de la cama, yo de pie al borde de la misma al ver ese tribal que me vuelve loco, me dispuse a penetrarla, pero antes de conseguirlo se tapo su vagina con la mano y dijo – Por ese no, tonto, por el otro - .
    Mi cara de sorpresa debió ser mayúscula porque continuó diciendo – Supongo que ya sabes el camino ¿o tengo que ayudarte? - Bufff yo estaba como un animal enjaulado deseando dar rienda suelta a todo lo que me quedaba, pero temía hacerla daño así que ella viendo mis dudas cogió ella misma mi ariete y se lo fue introduciendo despacio y con suavidad. Mmmm que placer ¡¡¡¡ Mis manos literalmente se pegaron a sus caderas mientras yo me perdía cada vez más adentro de aquella mujer. Como hice moverse ese tribal y como esas nalgas me aprisionaban sin querer dejarme escapar, ahora si que gemía a cada embestida y en su cara se producían gestos de placer, ¿o eran de dolor y placer?, por un momento dudé si parar pero me dijo – Si paras ahora te quedas sin premio – Seguí amándola en aquella postura hasta que no pude más y sentí una implosión interna que provocó un Big-Bang en mi cuerpo, no podía más y caí encima de ella, perezosamente nos recostamos y ella apoyó su cabeza en mi pecho.
    Mi cara irradiaba felicidad y quise saber algo más de ella, me dijo que era azafata de aerolíneas de esas Low-Cost y que cuando la llamé, que creía que estaba en el metro en realidad acababa de llegar al aeropuerto, en ese momento se levantó y se fue al baño. Yo intenté incorporarme, pero me sobrevino un mareo, lo veía todo borroso, así que volví a acostarme y al parecer me desmayé.
    Cuando recobré el sentido estaba rodeado de gente del Samur en un parque, donde me dijeron que resbalé en el barro y me di un golpe en la cabeza con un banco de esos de madera, que debía llevar unos 20 minutos inconsciente. Tenía mi abrigo manchado de barro y un chichón en mi cabeza, estaba completamente desconcertado, al levantar la vista vi a una chica con un paraguas a lo lejos y enseguida busque mi móvil en el bolsillo pero nada no había ninguna llamada perdida ni ningún mensaje, volví a mirar pero la chica ya no estaba.
    Lo más rápido que pude me fui a casa después de agradecer sus atenciones a los del Samur, entré en Internet pero su anuncio había sido borrado, llamé a su número de teléfono pero estaba siempre desconectado o fuera de cobertura, busqué el símbolo tribal de su espalda por “la red” pero no encontré nada parecido, el apartamento donde se supone que habíamos estado llevaba vacío muchos años así que no tenía ninguna pista sobre ella.
    Ahora cada vez que estoy en algún aeropuerto o tomando un café con un trozo de pastel mirando por la ventana, me fijo en los rostros de aquellas chicas jóvenes de buen ver con la esperanza de encontrarla, eso si, a partir de ahora siempre la llevaré conmigo.
    ¿Adivináis que tatuaje me he hecho en el brazo últimamente?

  3. Los Siguientes 2 Usuarios Agradecieron a Lobo_estepario por Este Mensaje:


  4. #3
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,776
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,533
    Agradecido 11,428 veces en 4,645 mensajes.
    woowww, Espectacular relato, precioso, descriptivo hasta trasladarte por completo a esa tarde en concreto.
    Con detalles pasionales y apasionantes que, hacen que la imaginación vuele y los ojos se centren..hacia el interior.
    Precioso y jugoso relato, Lobo_estepario, de verdad, me ha encantado.
    Gracias por compartirlo!
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  5. #4
    Forero Avatar de Xasel
    Fecha de ingreso
    27 ago, 10
    Ubicación
    Barcelona y viajando por el mundo
    Mensajes
    11,755
    Entradas de blog
    31
    Gracias
    6,405
    Agradecido 5,110 veces en 3,079 mensajes.
    Quien sabe., igual un día encuentras ese tatuaje por el mundo en la piel de quien deseas que lo lleve...

  6. #5
    Junior Avatar de Lobo_estepario
    Fecha de ingreso
    25 ago, 10
    Ubicación
    Corriendo por la estepa ...
    Mensajes
    25
    Gracias
    0
    Agradecido 8 veces en 6 mensajes.
    Lo siento pero el relato salió un poco largo, gracias Paula, pero tus elogios son desmesurados aún así me alegro que tu imaginación volase y que te centrases en el "interior" que parece ser lo importante jajaja, Xasel gracias a ti también por leerlo y la verdad no sé que deseo más si encontrar dicho tatuaje o seguir buscandolo eternamente .... ¿vosotros que prefeririais? Ya se sabe que muchas veces la cruda realidad no está a la altura de las expectativas, en cambio otras las supera claramente.

  7. #6
    Forero Avatar de Xasel
    Fecha de ingreso
    27 ago, 10
    Ubicación
    Barcelona y viajando por el mundo
    Mensajes
    11,755
    Entradas de blog
    31
    Gracias
    6,405
    Agradecido 5,110 veces en 3,079 mensajes.
    Buscamos para encontrar.., aunque a veces lo encontramos y no nos gusta y de nuevo empezamos a buscar.

    Así somos y vivimos..., en una constante busqueda.

  8. #7
    Administrator Avatar de PaulaVip
    Fecha de ingreso
    14 may, 10
    Mensajes
    12,776
    Entradas de blog
    14
    Gracias
    7,533
    Agradecido 11,428 veces en 4,645 mensajes.
    Mucho hace que nos conocemos amigo Lobo, sabes que si alabo algo es porque, sinceramente, me gusta.
    El relato me encantó, es simple de decir, cuando es real.

    Sin duda buscar es más excitante que encontrar porque, a menudo ocurre que, lo que encuentras no está a la altura de lo soñado.
    Cuanto más buscas, más altas son las expectativas y menos oportunidades hay de dar con lo esperado.
    Pero si dejas de buscar, si dejas de intentarlo, si pierdes la fe, todo está perdido.
    Los sueños, las esperanzas y las ilusiones se entierran bajo capas de espeso musgo y barro que se endurece al paso de cada minuto.

    Buscar es, la única solución posible para no tirar nunca la toalla.
    ‎"En el sexo todo se me antoja más sencillo. Es puramente físico, simplemente mental. Fluídos y jadeos. Transpirar de perfumes. Elenco de sonidos."

  9. #8
    Forero VIP Avatar de Grissom
    Fecha de ingreso
    27 ago, 10
    Mensajes
    293
    Entradas de blog
    1
    Gracias
    11
    Agradecido 28 veces en 24 mensajes.
    Cita Iniciado por PaulaVip Ver mensaje
    Mucho hace que nos conocemos amigo Lobo, sabes que si alabo algo es porque, sinceramente, me gusta.
    El relato me encantó, es simple de decir, cuando es real.

    Sin duda buscar es más excitante que encontrar porque, a menudo ocurre que, lo que encuentras no está a la altura de lo soñado.
    Cuanto más buscas, más altas son las expectativas y menos oportunidades hay de dar con lo esperado.
    Pero si dejas de buscar, si dejas de intentarlo, si pierdes la fe, todo está perdido.
    Los sueños, las esperanzas y las ilusiones se entierran bajo capas de espeso musgo y barro que se endurece al paso de cada minuto.

    Buscar es, la única solución posible para no tirar nunca la toalla.
    Es demasiado profundo para estas horas tal parrafada Jefa.
    ¿O es peloteo?

Temas similares

  1. Hacer realidad una fantasia
    Por oasissinagua en el foro Generales
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 16/05/2012, 08:53
  2. Respuestas: 45
    Último mensaje: 15/04/2012, 22:05
  3. Una realidad implacable
    Por carallo loco en el foro El Rincón del Lector
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 12/11/2011, 19:53
  4. El sueño de una tarde de verano...
    Por tomador en el foro Relatos Eróticos
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 05/07/2011, 22:44
  5. Temas candentes. Cosas que realmente os quitan el sueño
    Por carallo loco en el foro Generales
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 18/05/2011, 16:46

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •